¿Esperando la transferencia? De las 10 mil cuentas bancarias creadas esta semana en La Habana, sólo el 13% tienen dinero
Dos vicepresidentes del Banco Metropolitano informaron en la prensa oficial sobre los resultados de las nuevas medidas para estimular la captación de divisas.
¿Esperando la transferencia? De las 10 mil cuentas bancarias creadas esta semana en La Habana, sólo el 13% tienen dinero
 

Alrededor de 10.000 personas abrieron esta semana cuentas en moneda libremente convertible en las oficinas bancarias de La Habana, aunque únicamente el 13% de ellas hizo depósitos en efectivo, informó la vicepresidenta del Banco Metropolitano, Marina Torres, a medios oficiales.

La apertura de las cuentas tuvo lugar una semana después de que el Gobierno autorizara esos trámites para los cubanos interesados en comprar en la nueva red de tiendas a punto de inaugurarse o importar productos a través de empresas estatales.

Las compras en esos establecimientos se pueden realizar solamente con tarjetas magnéticas asociadas a las cuentas previamente abiertas, en las que los interesados deben depositar efectivo o recibir transferencias en algunas de las divisas internacionales autorizadas.

Jorge Alba, también vicepresidente del Banco Metropolitano, admitió que hubo dificultades durante los primeros días en que se ofreció el nuevo servicio.

"El lunes 21, cuando comenzó el proceso, fue un día complicado en particular para el banco de la capital, porque coincidió con la semana del pago de los jubilados y la última jornada de liquidación de impuestos de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT). Estos tres segmentos de clientes coincidieron en el banco durante la apertura, lo cual generó molestias en la población", explicó a Cubadebate.

En medio de gigantescas colas y numerosas quejas de los clientes, ese día los bancos estatales Metropolitano, Popular de Ahorro y de Crédito y Comercio de Cuba iniciaron la apertura de las cuentas.

Los directivos aseguraron que los titulares de las cuentas no necesitan depositar un saldo mínimo, además de que a estas no se le calculan ni aplican intereses.

El gobierno cubano pretende así iniciar un proceso generalizado de recaudación de divisas, para compensar los ingresos en moneda dura ante las recientes sanciones impuestas por la Administración Trump.