En medio de la pandemia, inicia construcción de nuevo Meliá en Trinidad

Según consta en la página oficial de la empresa, su nombre será hotel Meliá Trinidad, el cual se ubicará en la península de Ancón, cerca de la playa María Aguilar
En medio de la pandemia, inicia construcción de nuevo Meliá en Trinidad
 

Reproduce este artículo

En medio de la pandemia del nuevo coronavirus, la compañía española Meliá inicia la construcción de un nuevo hotel en Cuba, específicamente en Trinidad.

Según consta en la página oficial de la empresa, su nombre será hotel Meliá Trinidad, el cual se ubicará en la península de Ancón, cerca de la playa María Aguilar.

"Proyectado en la península de Ancón en este sureño municipio, está hoy en fase de iniciar su construcción para convertirse en la mayor instalación de este polo turístico cubano", agrega el comunicado.

La instalación, con capacidad de 400 habitaciones, ampliará significativamente la planta hotelera de la península de Ancón, principal destino de sol y playa de la provincia de Sancti Spíritus, cerca de los hoteles Trinidad del Mar, Ancón y Costasur.

 

 

Sobre la plataforma principal, con 5.9 hectáreas, se levantará el edificio con tres niveles. El nuevo hotel funcionará con categoría de cuatro estrellas plus y sistema todo incluido.

"Su ubicación frente a la playa y a poco más de 10 kilómetros del centro histórico de la ciudad de Trinidad, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1988, será uno de los principales atractivos de la instalación", concluye la nota de la compañía hotelera.

Cuba inicia este jueves su plan progresivo de reapertura tras la la pandemia de coronavirus, excepto en los territorios de La Habana y Matanzas, los únicos en el país que aún reportan casos de la enfermedad, anunció el primer ministro de la isla, Manuel Marrero.

La primera de las tres fases que conforman la "etapa de recuperación pos COVID-19" entrará en vigor después de analizar indicadores sanitarios como la tasa de incidencia por habitantes y el número de casos activos en cada provincia, especificó Marrero en un reporte de la televisión estatal.

"Pedimos la máxima colaboración de la población en la necesidad de no bajar la guardia, mantener el distanciamiento físico y las medidas sanitarias a fin de iniciar este tránsito gradual a la normalidad minimizando los riesgos", señaló el primer ministro en una reunión encabezada por el presidente designado Miguel Díaz-Canel.

El régimen anunció la semana pasada el plan de reapertura tras casi tres meses de restricciones, que se aún mantienen a pesar de que el municipio especial Isla de la Juventud y trece de las quince provincias cubanas no reportan casos desde hace más de dos semanas.

En la primera etapa se mantienen algunas medidas como el uso de la mascarilla en espacios públicos, la suspensión de clases y la limitación de aforo en espacios públicos, pero regresa el transporte público dentro de las ciudades y entre municipios de una misma provincia.

También reinician los servicios hospitalarios al 50 % de la capacidad y retoma sus actividades el sector autónomo o "cuentapropista".

Abre el turismo solo para cubanos, sin incluir los cayos del norte y sur de la isla, destinados a alojar a los viajeros internacionales que estarán limitados a esa porción del territorio cuando inicie la segunda fase de reapertura.