En Cuba "desaparecen" 626 litros de combustible por hora, dice reportaje oficial
Un reportaje en varias partes, publicado por el sitio oficialista Cubadebate, ha revelado algunos datos alarmantes sobre el robo de combustible en el país.
En Cuba "desaparecen" 626 litros de combustible por hora, dice reportaje oficial
 

Reproduce este artículo

Un reportaje en varias partes publicado por el sitio oficialista Cubadebate ha revelado algunos datos alarmantes sobre la situación que vive el país respecto al robo de combustible.

Según la investigación periodística, cada día se roban en el país 626 litros de combustible. La mayoría de estos hurtos tienen lugar en la provincia de Villa Clara, donde “las pérdidas reportadas en los juicios concluidos este año ascienden a más de 25 mil litros”, señala el medio.

En la cadena de ilegalidades están implicados no solo los choferes del sector privado, sino también directivos de empresas, trabajadores de la cadena de abastecimiento, conductores de ómnibus, piperos y hasta agentes de seguridad.

También hay varios casos escandalosos de derroche, según el medio oficialista cubano, que cita como ejemplo la desaparición de 15 mil 549 litros de combustible en la Unidad Empresarial de Base Transporte Caibarién, una de las entidades de ese municipio que más diésel recibe para mantener sus operaciones.

La pérdida se detectó durante una actividad de control a una de las reservas habilitadas en la entidad. Luego de la alarma y la posterior investigación, el resultado fue más increíble de lo esperado. Aparentemente, nadie se apropió del combustible, porque el deterioro de los medios de conservación actuó primero y el diésel se derramó sin que nadie lo notara.

La demora en una inversión necesaria desde el año anterior y la falta de chequeo a un depósito que de antemano se sabía defectuoso, ocasionaron la pérdida. Según cálculos conservadores, el diésel perdido podía garantizar más de 680 viajes entre Caibarién y Santa Clara, o más de 130 entre la capital provincial y La Habana.

Las medidas llevadas a cabo en los últimos meses y la disminución de entrega de combustible a las entidades estatales han provocado el "cierre de la llave de paso" que permitía a los choferes privados de Villa Clara no tener que comprar combustible en establecimientos estatales. Las cifras de venta ascendieron, de apenas 9,07 litros por día a cada porteador privado en el mes de junio, a 55,21 litros en julio y a 54,8 en agosto.

En la actualidad, la isla padece una profunda crisis energética, con afectaciones en todos los sectores de la economía. La situación, que las autoridades han catalogado de "coyuntural", recuerda a los cubanos el fantasma del Período Especial vivido en los años 90.

Recientes declaraciones del ministro cubano de Economía y Planificación, Alejandro Gil, han causado preocupación entre los residentes en la isla, al asegurar que las medidas de ahorro que estaban implementando en los territorios se harán sistemáticas.