Críticas desde el exilio a "Wasp Network", la película sobre los cinco espías cubanos
Villa Marista, sede de la Policía política de Castro, es presentada como “un hotel donde la gente es tratada con ciertas atenciones”, según el crítico cubano Alejandro Ríos.
Críticas desde el exilio a "Wasp Network", la película sobre los cinco espías cubanos

Aunque todavía no ha llegado a las salas de exhibición, y sólo se ha proyectado en festivales de cine, la película "Wasp Network" (Red Avispa), que cuenta la historia de una red de espías cubanos en los Estados Unidos, sigue recogiendo fuertes críticas por parte del exilio cubano, que la acusan de dar una visión unilateral de los acontecimientos narrados.

Mientras que la crítica internacional coincide en que se trata de una película floja y de una historia pobremente narrada, en Miami y el exilio cubano hay varias propuestas de boicot a la cinta por su perspectiva sesgada de acontecimientos dolorosos para los cubanos que residen fuera de la isla.

La cinta, dirigida por el francés Olivier Assayas y con un elenco de conocidas figuras integrado por Penélope Cruz, Edgar Ramírez, Gael García Bernal, Wagner Moura y Ana de Armas, convierte en héroes a los cincos oficiales de la inteligencia cubana condenados por espionaje y luego liberados en Estados Unidos, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, René González, Antonio Guerrero y Fernando González, y presenta como terroristas y oportunistas a líderes del exilio de Miami.

“La pelicula tiene una agenda malintencionada. Los personajes hablan como en una película del realismo socialista”, declaró el crítico de cine Alejandro Ríos a The Miami Herald, tras asistir a la proyección de la cinta el pasado 10 de septiembre en el Festival de Cine de Toronto.

Ríos es una de las pocas personas de Miami que ha podido ver el filme completo, del que hasta ahora solo se han mostrado breves fragmentos.

El crítico también aseguró que el líder de Hermanos al Rescate, José Basulto, es presentado en Wasp Network como “una persona oportunista y cínica”, mientras que el fallecido presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), Jorge Mas Canosa, aparece en la cinta como “una personalidad tenebrosa”.

Se deshumaniza al exilio cubano. Nunca se define su ideología, aunque alguna vez se menciona la libertad de Cuba”, detalló Ríos.

Por otra parte, Villa Marista, sede de la Policía política de Castro y un lugar de represión odiado por los cubanos, es presentada como “un hotel donde la gente es tratada con ciertas atenciones”, apuntó el crítico cubano.

Otra víctima de la perspectiva sesgada del filme es Ana Margarita Martínez, la ex esposa traicionada del espía Juan Pablo Roque, a quien se presenta en la trama como una mujer ligera de cascos.

“Yo era una madre soltera enfocada en proveer para mis hijos. Mi vida consistía en el trabajo, los niños y la iglesia”, dijo Martínez a El Nuevo Herald sobre cómo era cuando conoció a Roque.

“No me sorprende [el ángulo del filme], porque tanto el libro [en el que está inspirada la cinta] como la película tienen su agenda, y yo no comparto esa agenda.

Martínez también se quejó de que su punto de vista sobre los acontecimientos contados se haya ignorado por completo.

“Es una historia para glorificar a criminales”, afirmó Martínez, quien considera que, al no hacer el intento por entrevistar o investigar sobre las personas de Miami que se incluyen en el filme, la producción, el director y los actores asumieron una postura “inmoral y poco ética”.

“Hasta la misma actriz Ana de Armas, que va a hacer el papel de una persona que está viva, lo menos que pudo hacer era contactarla para lograr el papel lo más realista posible”, dijo Martínez, a quien interpreta De Armas.

Wasp Network está basada en el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría (Grupo Companhia das Letras, 2012), del escritor y político brasileño Fernando Morais. Este fue reeditado en Cuba en el 2013, presentado por Roberto Fernández Retamar y elogiado por funcionarios de alto rango del gobierno, como Ricardo Alarcón.