Emotivas palabras de la esposa de un bombero cubano desaparecido

“Sin palabras, mi héroe, mi amor, mi vida, yaaaaa dame una sola señal, te necesito”, pide la esposa de este bombero, que se cuenta entre los desaparecidos.
esposa bombero
 

Reproduce este artículo

La joven Amarilys, esposa del bombero cubano Andy Michel Ramos Sotolongo, desaparecido desde el pasado 5 de agosto en el incendio de la base de supertanqueros de Matanzas, publicó unas emotivas frases en redes sociales.

“No tengo palabras para expresar todo el dolor que estoy sintiendo, toda la impotencia de saber que está indefenso, sabrá Dios dónde, y saber que no sé si lo vuelva a ver me oprime el corazón. Solo quiero que vuelva. Regresa ya, que mi corazón no está aguantando, si el aire te está faltando a mí me está llegando”, escribió la cubana en su perfil de Facebook.

En un mensaje posterior, la joven mostró estar sin consuelo. “Sin palabras, mi héroe, mi amor, mi vida, yaaaaa dame una sola señal, te necesito, tú eres mi calma. Todo lo que he cambiado para bien ha sido por ti, te amo, vuelve”.

Sin aceptar la probable pérdida, la joven expresa en redes la esperanza de que su esposo aparezca con vida: “Andy Michel, si tus compañeros aparecieron, aparece, no me dejes más en esta agonía, que te necesito, te necesitamos, tengo un corazoncito preguntando por ti muy dentro de mí, aparece”, agregó.

Durante estos días de la tragedia en Matanzas, muchos han sido los testimonios sobre los sucesos que han enlutado a decenas de familias cubanas. Luis David Castillo Corrales, un socorrista cubano de 36 años, ha sido uno de los participantes en las operaciones de extinción del fuego y ayuda a las víctimas que contó cómo se vivieron esas horas de espanto.

“Me erizo cuando pienso en los desaparecidos”, declaró, y narró que a los bomberos de los comandos de Cienfuegos y del aeropuerto de Varadero, enviados a la primera línea del incendio, “les explotó arriba” uno de los tanques que almacenaban combustible:

“El resto de los muchachos, el comando de Cienfuegos, el comando de Varadero, que llegaron en ese mismo momento… ese tanque les explotó a ellos arriba. De ellos, nadie… Hasta ahora no tengo conocimiento de que alguien haya quedado vivo”, lamentó Luis David Castillo.