Embajada de EEUU en Cuba denuncia militarización de la isla el 20 de noviembre

La Embajada de Estados Unidos en Cuba denunció la decisión del régimen de celebrar el Día Nacional de la Defensa el como un “flagrante intento de intimidar a los cubanos.
Embajada de EEUU En Cuba
 

Reproduce este artículo

La Embajada de Estados Unidos en Cuba denunció la decisión del régimen de celebrar el Día Nacional de la Defensa el 20 de noviembre como un “flagrante intento de intimidar a los cubanos”.

En un tuit, la legación diplomática resaltó que con este anuncio la dictadura también “pretende sofocar las protestas pacíficas en todo el país que los activistas han anunciado previamente para el 20 de noviembre. Durante semanas, el pueblo ha estado preparando estas manifestaciones solicitando permisos a las autoridades gubernamentales locales”.

Con respecto a las penas impuestas a los manifestantes de las protestas del 11 de julio, la representación de Estados Unidos en la isla, acotó que “denunciamos las tácticas de intimidación adicionales implícitas en las duras sentencias propuestas de 6 a 12 años de cárcel que el régimen pretende aplicar bajo cargos falsos contra los detenidos en relación a las protestas del 1 de julio. Estas acciones de muestran el absoluto desprecio del régimen por los derechos humanos y las libertades fundamentales de los cubanos”.

El 20N y la militarización de Cuba

El 7 de octubre los medios de propaganda castrista anunciaron que los días 18, 19 y 20 de noviembre próximo se realizarán ejercicios militares en todo el país.

Una nota oficial del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Minfar), difundida en la televisión estatal, informa sobre “la realización del ejercicio Moncada” los días 18 y 19 de noviembre, “con la participación de los jefes, dirigentes y los órganos de mando y dirección”.

Miguel Díaz-Canel, en su condición de presidente del Consejo de Defensa Nacional (CDN), firmó la Resolución 001 del 2021 que autoriza las maniobras castrenses y designó el 20 de noviembre como Día de la Defensa Nacional, misma fecha original de la manifestación convocada por el Grupo Archipiélago.

Esta disposición de la dictadura fue interpretada por los organizadores de la marcha como una respuesta a la convocatoria de esta iniciativa pacífica a favor de los derechos humanos y la liberación de los presos políticos.

El Minfar añade que la decisión de desplegar efectivos se tomó “considerando el mejoramiento de la situación epidemiológica en el país”.

El dramaturgo Yunior García, una de las figuras claves de Archipiélago dijo en Facebook que “ante el civismo de nuestra marcha convocada en tiempo y forma para el 20 de noviembre, responden con la amenaza de los tanques”.

Añadió que la maniobra oficial no deja lugar a dudas sobre “el carácter autoritario y violento de quienes controlan el poder en Cuba... Ahí tienen: militarización total del país del 18 al 20 de noviembre”.

Resaltó que “seguiremos firmes en el camino del civismo y la paz. Armas, no. ¡Derechos! #YoMarchoEl20N #FloresParaLosTanques”.

Ante la decisión estatal Archipiélago decidió adelantar la marcha para el 15 de noviembre, día en que abre el país al turismo internacional.

La noticia trascendió en Ágora, canal de Telegram de Archipiélago, donde se informó sobre el proceso para acordar este cambio.

En las últimas semanas decenas de ciudadanos en varias provincias del país han suscrito documentos que notifican a las autoridades locales la intención de marchar demandando respeto a los derechos humanos y libertad para los presos políticos, entre otras causas cívicas.