El poderoso e intrigante mensaje de El Dany antes de su fallecimiento
Como parte de las reacciones que la inesperada muerte del artista ha generado, muchos comentan un poderoso mensaje sobre la siempre tensa relación entre la vida y la muerte que éste habría compartido ayer en sus redes
Yomil y el Dany
 

Reproduce este artículo

El repentino fallecimiento de Daniel Muñoz, integrante del popular dúo Yomil y el Dany, ha dejado consternada a toda la comunidad del género urbano en Cuba, exponentes y seguidores, así como a otras personalidades de la cultura y el espectáculo en la isla.

La muerte siempre duele y acongoja, más aún cuando reclama para sí una vida joven, plena y saludable en apariencia. Con apenas 31 años, el Dany podía decirse que estaba aún en la flor de la juventud y disfrutando un día tras otro de los éxitos que cosechaba en su carrera musical junto a su compañero de fórmula Roberto Hidalgo (Yomil).

Entre todo el conjunto de reacciones que el triste hecho ha generado, y a falta de claridad sobre la causa de la muerte, muchos comentan sobre un mensaje que el fallecido artista habría compartido este viernes en sus redes sociales; un mensaje poderoso que muchos ven intrigante y rodeado de misterio, dado el fatal y repentino desenlace de la vida del joven.

“Dejar algo guardado significa que siempre estarás, aun cuando te marches… En un punto todos nos volveremos a reencontrar y caminaremos por un mismo sendero…”, escribió Dany en su estado de Instagram bajo la firma de Sensei, un apodo que al parecer tenía entre amistades y exponentes del género.

El mensaje, de fuerte carga reflexiva en torno a la siempre tensa relación entre la vida y la muerte, ha hecho que muchos se cuestionen si de alguna manera Dany preveía o temía un repentino adiós.

“¡Gente queriendo ser yo y yo escapando de mí…!”, había escrito asimismo el artista en una publicación en su perfil de la referida red social, que acompañó de una foto que le muestra caminando con naturalidad, quizás pensando en torno a aquello que le hacía escapar de sí.