Doctores cubanos piden ayuda para salir de la Isla

Pupo Casas en un post de Facebook: "hoy me tocó decidir si me quedo en este país que amo, como nunca pensé que lo haría, o si me marcho a perseguir mis sueños"
Pupo Casas en un post de Facebook: "hoy me tocó decidir si me quedo en este país que amo, como nunca pensé que lo haría o si me marcho a perseguir mis sueños"
 

Reproduce este artículo

Los doctores cubanos y activistas de derechos humanos Alexander Pupo Casas y Alexander Jesús Figueredo pidieron ayuda en redes sociales para salir de la Isla debido a la persecución del régimen y la imposibilidad de ejercer sus carreras.

Pupo Casas expresó en un post de Facebook: "hoy me tocó decidir si me quedo en este país que amo, como nunca pensé que lo haría, o si me marcho a perseguir mis sueños".

De acuerdo con el médico holguinero, en caso de permanecer en Cuba, se expone a que las autoridades cubanas le fabriquen una causa penal o lo detengan por motivos políticos.

"Nunca he sido bueno para perder, y por eso no considero derrota el exiliarme, Martí lo hizo en su momento. Creo que puedo ser más útil allá donde pueda utilizar mis manos para curar, aunque mi corazón siga en Cuba. Seguro habrá quienes juzguen esta decisión, la considerarán cobardía o flaqueza. Otros en cambio apoyarán mis ansias de seguir persiguiendo mis sueños, sin más ambición que la de poder seguirme formando como médico de corazón y alma para cuando mi Cuba sea libre poder portar la bata dentro de un hospital cubano, esta vez sin ser esclavo de una ideología, o ser juzgado por ella", añadió.

El doctor cubano explicó que tanto él como Alexander Figueredo fueron separados de sus centros de trabajo en la Isla por defender los derechos humanos, y ahora necesitan la ayuda de personas en el exterior para poder salir del país.

Pupo Casas fue expulsado en septiembre de 2020 del Hospital Provincial “Ernesto Guevara de la Serna”, en la provincia Las Tunas, y de la especialidad de Neurocirugía, mientras que Figueredo fue sacado del policlínico de Bayamo en abril de 2021.

"Toca apelar a nuestros seguidores y amigos para que nos ayuden a recaudar los fondos para nuestra salida, toca dejar a un lado el orgullo y hacer esto que por lo menos yo quise evitar a toda costa. Si Cuba fuera un país libre no me importaría quedarme solo en ella, no para apagar el Morro, sino para mantenerlo encendido para cuando nuestros hermanos quieran volver, pero mi Patria está presa y mis hermanos han preferido llevarse su corazón a otras tierras. Detrás de eso decido marchar con su ayuda, y espero en el camino poder encontrarme con todos mis hermanos libres que como yo desean regalarle un país libre a sus hijos", agregó.

"Ya sea un dólar, un euro o compartir el mensaje, en las manos de esta familia es un arma invencible. Con ustedes contamos, porque por ustedes somos casi imbatibles", expresó.

Las cuentas para ayudar a los doctores cubanos son Zelle: +1 (305) 989-2525 y Paypal: @DrOrganero.

La publicación del 9 de abril tiene más de 80 comentarios de apoyo y ha sido compartida más de 100 veces.

El doctor Manuel Guerra, que llegó recientemente a Estados Unidos, luego de atravesar Centroamérica y México es otro de los médicos opositores al régimen de La Habana se han exiliado en los últimos meses.