Dictaduras vetadas de Cumbre de las Américas se reunirán en La Habana

El gobierno de EEUU dijo en enero que el "compromiso con la democracia" sería un requisito importante para asistir a la Cumbre.
Daniel Ortega, Nicolás Maduro, Miguel Díaz-Canel
 

Reproduce este artículo

Cuba, Nicaragua y Venezuela, países a los que EE. UU. negó la asistencia a la Cumbre de las Américas por violar el consenso democrático latinoamericano, se reunirán en La Habana este viernes bajo el auspicio de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA).

Durante el encuentro, los mandatarios de los países que integran el ALBA abordarán “estrategias de desarrollo comunes y analizarán la situación política regional”, informó EFE.

Nacido en 2004 como respuesta a la frustrada Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) impulsada por Estados Unidos, el ALBA promueve una integración regional sin Estados Unidos.

Actualmente está compuesto por Venezuela, país que promovió el bloque bajo la presidencia del fallecido Hugo Chávez, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Dominica, Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, y Granada.

Si bien Estados Unidos no ha dicho la última palabra sobre quién será invitado a la Cumbre de las Américas, a celebrarse del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, California, expresó en enero último que el “compromiso con la democracia” sería “un factor clave de quién es invitado y quién no”.

El Gobierno de Joe Biden precisó que no esperaba la presencia de Cuba, Nicaragua y Venezuela, dado que "no respetan" los principios de la Carta Democrática Interamericana vigente desde 2001.

Los presidentes de naciones como México, Bolivia, Guatemala, Honduras, así como otras de la Comunidad del Caribe, dijeron que no asistirían a la Cumbre si no son invitados todos los países de la región.

Otras naciones como Argentina y Chile pidieron que no haya exclusiones, aunque mantuvieron su asistencia.

La semana pasada trascendió que el presidente Joe Biden estaba estudiando la posibilidad de invitar a un representante de Cuba a la Cumbre de las Américas.

Sin embargo, no estaba claro si Cuba aceptaría una invitación a un funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores para participar como observador, pero no al ministro mismo, y no como participante pleno, indicó un funcionario estadounidense. 

Recomendaciones

 

Relacionados