Denuncian venta de exámenes PCR en centro de aislamiento en Pinar del Río

Una madre cubana y su hijo, aislados en Santa Lucía, aseguran que al centro de aislamiento llegan sólo tres o cuatro exámenes PCR por día y se los hacen a la gente con dinero, que los paga para regresar más rápido a sus casas
Alexey González y su madre discutieron en el centro de aislamiento con el delegado de la PNR. Foto: Facebook de Alexey
 

Reproduce este artículo

Una madre cubana y su hijo denunciaron prácticas de corrupción en el centro de aislamiento de Santa Lucía, en la occidental provincia de Pinar del Río, donde ambos están aislados desde hace días por ser sospechosos de tener COVID-19.

Según la mujer, identificada como Ynaj Luis en sus redes sociales, y su hijo, Alexey González, al centro de aislamiento llegan sólo tres o cuatro exámenes PCR por día y se los hacen a la gente con dinero, que los paga para regresar más rápido a sus casas.

En un video compartido en Facebook este sábado, los dos afirmaron que llevan aislados en el centro cinco días y que han tenido que ver cómo personas con menos tiempo de estancia regresan a sus casas porque pagan las pruebas.

“A nosotros no nos han hecho un PCR”, se quejó González, quien compartió además videos de una discusión que su madre sostuviese con el delegado de la policía en el municipio pinareño Minas de Matahambre y de presuntas violaciones a los protocolos sanitarios.

En el primero de estos se ve cómo Luis, ante sus quejas por la situación, es amenazada por el oficial con un procesamiento por desacato. 

“Yo estoy aquí obligada porque ustedes me trajeron a mí aquí”, dijo la mujer ante la amenaza. “Lo único que tú quieres es tener problemas conmigo, lo único que tú quieres es verme presa”, espetó.

El oficial, por su parte, se retiró de la escena e ignoró los reclamos de los aislados, no sin escuchar los gritos que estos le dirigieron y la acusación de que “están abusando del pueblo” y matándolo “de hambre y de disgustos”.

En los otros videos de González se ven sus quejas y las de su madre por la recogida de niños y personas que fueron contactos de ellos hace más de un mes y que son trasladados a un centro de aislamiento, donde es más posible que se contagien del virus por las malas condiciones de higiene y el contacto con sospechosos o personas expuestas al virus en períodos de tiempo más recientes.