Denuncian muerte fetal por negligencia médica en Cienfuegos

Yeleinis Ruiz Padrón, de 24 años y residente en Cienfuegos, denuncia que perdió a su bebé a los 8 meses de embarazo, tras vacunarse contra la COVID-19
Yeleinis Ruiz Padrón, de 24 años y residente en Cienfuegos, denuncia que perdió a su bebé a los 8 meses de embarazado, tras vacunarse contra la COVID-19
 

Reproduce este artículo

Yeleinis Ruiz Padrón, residente en un poblado conocido como la ciudad nuclear, provincia Cienfuegos, denunció que tras ocho meses de un 'embarazo perfecto' perdió a su bebé luego de recibir una dosis de una vacuna cubana contra la COVID-19, de la cual no especifica nombre ni fabricante.

Según contó Ruiz Padrón al medio Cubanet, su embarazo comenzó en noviembre de 2020 y hasta el 30 julio de 2021 no tuvo complicaciones.

"No tuve problemas de presión ni nada. Fue un embarazo perfecto hasta el 30 de julio de 2021, cuando me ponen la vacuna. A las 12 de la noche del 31 de julio, después de ponerme la vacuna, comencé con pérdida de líquido", explicó.

Ruiz Padrón, de 24 años, fue trasladada al policlínico de la localidad y posteriormente al hospital General Docente 'Dr Gustavo Aldereguía Lima' el 1 de agosto.

"Ella iba con sangramiento, contracciones y a los tres días en el hospital prácticamente la sacaron", contó Idalma Ponce Díaz, suegra de Ruiz Padrón, pese a que continuaba sintiéndose mal y exigió un ultrasonido y test rápido de COVID-19.

Al día siguiente de su alta médica, debido a las quejas de sus familiares, nuevamente trasladaron a Ruiz Padrón a un hogar materno de la provincia, donde le realizaron una prueba rápida para detectar presencia de coronavirus, que resultó positivo y la remitieron al hospital General Docente 'Dr Gustavo Aldereguía Lima'.

"Me dejaron sola en la sala de Urgencias donde estaban todos los infectados por la COVID. Me revisaron y con pérdida de líquido a mis 37 semanas y media, me mandan para la casa de nuevo", agregó.

Cuando estuvo su resultado positivo de PCR la vuelven a ingresar, ya con 38 semanas de embarazo, y a los cinco días le realizan un ultrasonido que confirmó la pérdida de líquido amniótico. 

Leyanis Herrero Ponce, cuñada de Ruiz Padrón, explicó que le recomendaron tomar agua para recuperar dicho líquido.

"Le dije a la doctora que ya yo no sentía al niño como antes, que se me movía mucho; y ella me dijo que me tomara tres litros de agua y que cuando comiera me acostara del lado izquierdo, que me lo iba a sentir (...) Al otro día me hicieron el ultrasonido y me dijeron que estaba muerto", dijo Ruiz Padrón a Cubanet.

La familia aseguró que ninguna explicación de las autoridades sanitarias justifica esta negligencia médica y que para ellos, "dejaron morir" al bebé.

En redes sociales trascienden cada día más denuncias sobre presunta negligencia médica en Cuba.

A mediados de junio de 2021, la activista cubana Diasniurka Salcedo denunció la muerte de un bebé de su familia, Donel Verdecía Martínez, de solo ocho meses, por negligencia médica.