Cubanos sufren acto de repudio y daños a su vivienda por protestar contra falta de libertades

Defensores del régimen y miembros de sus fuerzas represivas atacaron este sábado con chapapote la vivienda del expreso político Cristian Pérez Carmenate y su madre Yolanda Carmenate Fernández
Régimen daña vivienda de opositores tuneros
 

Reproduce este artículo

Los actos de repudio en Cuba no son cosas del pasado. Siguen siendo una de las herramientas preferidas por el régimen para intentar asesinar moralmente a aquellos que lo encaran y exponen sus continuas violaciones a las libertades individuales y los derechos humanos.

Si alguien quisiera ponerlo en duda o busca convencerse, basta con que mire las imágenes del burdo ataque que defensores del régimen y miembros de sus fuerzas represivas realizaron este sábado 29 de agosto contra el expreso político Cristian Pérez Carmenate y su madre Yolanda Carmenate Fernández.

Compartidas en las redes sociales por varios opositores y activistas, entre ellos el líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), José Daniel Ferrer, las imágenes y los videos del acto de repudio y el atentado contra la vivienda de Cristian y Yolanda demuestran que el régimen y sus más fieles adeptos no tienen escrúpulos de ningún tipo para intentar silenciar a todos aquellos que le resulten incómodos. 

Como parte del agravio, la fachada y paredes exteriores de la vivienda de los activistas, ambos miembros de la Unpacu y de la plataforma Cuba Decide, fueron manchadas con chapapote (mezcla para asfalto). Las pintas evidenciaron saña y, aunque no queda del todo claro, quizás buscaban tapar mensajes críticos al sistema y sus dirigentes.

“Voy a poner todo lo que me dé la gana en mi casa. Es mi casa. ¡Abajo el comunismo!”, gritó con indignación Cristian al ver cómo manchaban su vivienda, ubicada en la oriental provincia de Las Tunas, con la mirada cómplice y el silencio de vecinos, transeúntes y participantes en el acto de repudio.

“Es una falta de respeto eso que están haciendo, con chapapote y todo. Echar chapapote ahí es una falta de respeto. Eso es chantaje”, alegó Yolanda, también con evidente indignación e impotencia.

En otro de los videos compartidos sobre el lamentable suceso se le oye a Cristian decir que no se callará. “Lo va a saber el mundo entero para que vean la represión que hay aquí. Aquí no hay libertad de expresión ninguna, lo que hay aquí es una tiranía… Me la van a tener que pintar de chapapote completa (la casa) porque voy a seguir poniendo lo que me dé la gana…”

“Recibidores de dólares, les encanta vivir a costilla de los americanos. Partida de descarados, doble moral”, agregó, en claro cuestionamiento a aquellos que no alzan su voz contra las arbitrariedades del régimen y aplauden sus medidas discriminadoras, como la habilitación de tiendas para la venta en divisas.

Cristian, quien tiene un brazo inmovilizado, también denunció que en el acto fue amenazado con recibir una golpiza. La amenaza ocurrió delante de un oficial de la Seguridad del Estado que presenció lo acontecido y que, según el activista, fue quien la impulsó.

Las publicaciones con testimonio gráfico del agravio contra los opositores han motivado numerosas reacciones y comentarios, la gran mayoría de ellos de apoyo a Cristian y su madre, y de crítica al sistema y el gobierno que permite y fomenta la ocurrencia de actos como el ocurrido.

“Siguen los abusos hacia los cubanos por pensar diferente. Díaz-Canel asesino, basta ya de represión. Hermanos cubanos, no se presten para hacerle daño a tu hermano, el enemigo es el mismo: la dictadura”, escribió en Facebook una usuaria que compartió varios videos del abusivo momento.