Cubanos regresan a Nicaragua en busca de productos para revender

Los compradores informales cubanos han retornado a Nicaragua en busca de insumos que revender en la isla, una muestra de la crisis económica que vive el país caribeño
Cubanos viajan a Nicaragua en busca de productos que puedan revender en la isla.
 

Reproduce este artículo

Los compradores informales cubanos han retornado a Nicaragua en busca de insumos que revender en la isla, una muestra de la crisis económica que vive el país caribeño, destaca este martes en su portada el diario La Prensa.

Ausentes durante varios meses por el cierre de fronteras que trajo la pandemia de coronavirus, y tras el restablecimiento de los vuelos de la aerolínea Conviasa, los cubanos vuelven a invadir los comercios de la nación centroamericana.

Desde la perspectiva del periodista Luis Sánchez, columnista de La Prensa, la invasión de cubanos en busca de productos de primera necesidad refleja el fracaso de la economía cubana en las últimas seis décadas.

"No son turistas, son viajes de negocios, y la gente se admira, se pregunta cómo es posible que vengan desde Cuba pagando pasajes aéreos, seguramente, sobrecarga en sus equipajes, para comprar artículos y bienes que perfectamente podrían comprar en su país", dijo Sánchez al periodista Pedro Corzo, de Radio Televisión Martí.

La deducción lógica, agrega el comunicador, es que en Cuba estos productos no se encuentran disponibles en las tiendas.

"Para los analistas políticos esto es una prueba de que el sistema socialista de la economía que impera en Cuba desde hace 60 años no funciona. Es incapaz de satisfacer las necesidades más perentorias, más elementales, de los ciudadanos", subrayó Sánchez.

Viajar desde Cuba para comprar "una camisa, un par de zapatos, un juguete para los niños... es una muestra muy clara del fracaso de la economía socialista, o comunista, de Cuba", concluyó.

El lugar preferido por los cubanos para sus compras al por menor es el Mercado Oriental, en Managua, la capital del país centroamericano. Allí pueden adquirir los productos a menor precio, o comprar mercancía de segunda mano.

En enero de 2019, el gobernante nicaragüense Daniel Ortega otorgó flexibilidades migratorias a los cubanos que permiten estos viajes breves para comprar insumos, que luego terminan a precios inflados en el mercado informal de la isla.

Antes de la pandemia, unos 2 mil cubanos, a los que llaman "muleros", arribaban cada mes a Managua cone se fin, según reportes de esa fecha del diario El Confidencial.

En marzo pasado, La Prensa alertó que el Mercado Oriental, con alrededor de 20 mil establecimientos y unos 3 mil comerciantes ambulantes, era un "peligroso foco de contagio", con pocas medidas epidemiológicas ante el azote del coronavirus.

 

(A partir de un reporte de Pedro Corzo para Radio Martí)