Joven que sufrió violencia policial denunciará a agentes del régimen

Maig Wong Jiménez fue detenido arbitrariamente, con violencia, por dos agentes del régimen en el Vedado habanero. En la estación policial los oficiales lo amenazaron para que no presentara denuncia
Joven que sufrió violencia policial denunciará a agentes del régimen
 

Reproduce este artículo

El joven cubano de 23 años, Maig Wong Jiménez, fue detenido con violencia por dos agentes del régimen este sábado (5 de junio) mientras se comía un helado por la avenida 23, entre C y D en El Vedado capitalino.

Varios activistas de derechos humanos denunciaron el abuso policial en redes sociales. Juan Antonio Madrazo Luna, coordinador nacional del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), refirió en Facebook  vecinos de la zona protestaron ante la agresión de los uniformados de la PNR [Policía Nacional Revolucionaria]. En ese momento no se conocía el nombre del muchacho y se mencionó que se trataba de un adolescente.

En las imágenes compartidas por Madrazo, se muestra como dos oficiales castristas inmovilizan en el piso al joven y lo esposan, y luego lo conducen con violencia hacia la patrulla 009 para ser trasladado hacia una estación policial.

Madrazo narró que cuando el joven pidió información sobre por qué lo arrestaban, los policías se negaron a contestarle. “No quisieron darle respuesta y entre dos agentes intentaron a la fuerza ponerle la esposas y ante tal abuso el mismo comenzó a pedir ¡Auxilio!

Según reportó 14ymedio, Maig Wong Jiménez, recibió una multa de 1.000 pesos y no se le impusieron cargos. Sin embargo, el joven “asegura que va a denunciar su detención por la violencia de la que fue víctima”.

El citado medio detalló que Madrazo luego de denunciar el abuso policial no tuvo más noticias del joven, “hasta este domingo, cuando recibió su visita acompañado de la familia”. "También estaban buscando a una pareja que poco antes había sido detenida por los oficiales y que de lejos pudieron filmar toda la violencia con la que actuó la policía", dijo el activista a 14ymedio.

De acuerdo a esta fuente “Wong Jiménez recibió golpes dentro de la patrulla y en la estación”. Se conoció además, que “al momento de ser interceptado por los policías, el agredido activó el grabador de su celular y pudo registrar en audio todo lo que vivió”.

En la unidad policial de Zapata y C, Wong Jiménez también recibió amenazas de que podría ser acusado por “desacato y propagación de epidemia”. Madrazo precisó que el padre y la hermana del joven llegaron hasta allí para obtener información pero no pudieron verlo.

Los oficiales tratarían de disuadir a la joven asegurando que si no presentaban una denuncian, no impondrían cargo de desacato.

"Su idea es levantar una acusación ante la Fiscalía Militar", señaló Madrazo.

Marthadela Tamayo González, miembro de la Red Femenina de Cuba, también denunció en Twitter la violencia policial. Su publicación desató disímiles reacciones y comentarios de indignación ante el incremento de la represión policial en la Isla.

El usuario identificado como kangaroo Cubano en Australia (@kangaroo_27), señaló: “Es increíble el abuso policial en Cuba, es totalmente inadmisible que se sigan permitiendo las violaciones de los derechos humanos en Cuba. ¿Hasta cuándo los cubanos van a permitir estos atropellos?”.

Por su parte, victorjesus_1997 cuestionó: “¿A dónde vamos a parar? Ese espejismo que tanto quieren vender al mundo se les ha roto muchas veces, tantas que son incontables. Basta de represión y abuso, el pueblo no se lo merece”.

Este 6 de junio se cumplen 60 años de la creación del Ministerio del Interior de Cuba (Minint). El oficialismo y la entidad lo celebran presumiendo que su fuerza “es la fuerza del pueblo”, como si ambos fueran lo mismo, pero para los cubanos que disienten del totalitarismo y las doctrinas impuestas por el régimen y su partido único se trata del aniversario del ente rector de la represión en la isla, ese del que cada vez más cubanos son víctimas y cuyas acciones vulneran derechos humanos y libertades elementales.