Cubana pide acabar con dictadura y no pelear en colas
La joven, residente en La Habana y madre de un hijo pequeño, llama a la unidad contra la dictadura, el hambre y la miseria
Claudia Borrego

Claudia Borrego, cubana residente en La Habana, pidió a todos los cubanos “abrir los ojos”, unirse para acabar con la dictadura y no seguirle más el juego “peleando en colas” de 24 horas por un poco de pollo o cualquier otro producto para “matar el hambre”.

“Ya el cubano no pasa desapercibido. Quienes nos ven en colas, fajados por un pedacito de pollo, piensan que somos descarados, un bochorno, porque no pasa nada”, dijo Borrego este jueves en una directa desde su perfil de Facebook.

“Si tenemos los ovarios para pasar 24 horas en una cola por un plato de comido para tu hijo, por qué no decidir ser libres, romper la inercia y exigir ser libres. Podemos ser libres, la decisión es de nosotros. Acabar con los Castros y todas las cosas que tienen, que si la ‘limonera’…”, increpó Borrego a sus compatriotas, al tiempo que aludía a las ocurrencias de un gobierno que es incapaz de resolver los problemas del país.

“Todo lo que está pasando en nuestro país es grave. Depende de nosotros, no de los que están en otros países. Acabar con los tiranos depende de nosotros, no de nadie más, de nuestra unión. La libertad depende de que estemos unidos y fuertes, con nuestra verdad hasta el fin del mundo”, agregó la cubana, madre de un niño pequeño por el que sufre, porque no quiere crezca en un país de tanta escasez y necesidad.

“Nosotros somos los que estamos pasando hambre y necesidad. A veces yo digo: dónde están los hombres de mi Cuba, esos guapos que se fajan en discotecas y en la calle. Su familia necesita su moral y sus principios.

No se vendan al enemigo si pueden ser libres y felices sin todo lo que está pasando… Tantas injusticias. No se les puede respetar, no se les puede llamar presidente, policías ni más nada. Sin el cargo no son nadie”, manifestó con evidente indignación y molestia.

A juzgar por su discurso, la decisión de Borrego de hacer pública y notoria su oposición al régimen cubano es relativamente reciente. Según dijo, cada día le duele ver más personas sufriendo. “Me duele en el alma. Tengo un hijo y no quiero un futuro así para él. Voy a llegar al final, pase lo que pase. Quienes estén en contra de mi decisión pueden empezar a bloquearme desde ahora”, afirmó.

Para la joven, los cubanos deben decir ¡basta ya! y perder el miedo a la prisión, la represión o cualquier otra represalia de la que puedan ser objeto por manifestarse y exigir su libertad y derechos. “¿Miedo a qué, de qué? Como quiera nos vamos a morir de hambre. Eso es ignorancia”, cuestionó.

“No te queremos aquí Díaz-Canel, viva Cuba Libre”, dijo Borrego casi al término de su directa, la cual fue subiendo progresivamente de tono. Según ella, por decidir dar a conocer sus opiniones sin reparo ha sido “bloqueada” por personas de su pueblo. Sin embargo, contrapuso, “a mí no me para nadie. Si no me ha parado la policía, no lo hará nadie”.

“Nadie me apartará de mis objetivos, quienes no me apoyan ahora no estarán más en mi vida. Es obvio por lo que yo estoy luchando”, añadió, para luego detallar su opinión sobre el actual presidente de Cuba, designado al estilo de los regímenes no democráticos por su antecesor.

Para Borrego, el presidente cubano es un “estafador, mentiroso, un bochorno, desesperante y asqueante” por las cosas que dice, como la del guarapo y la limonada, y sus recientes cuestionamientos a que las personas hagan tantas colas. 

“¿Tenemos que respetar a un presidente que dice esas cosas, que no respeta nuestros derechos?”, increpó Borrego.