Cuba se abstiene durante votación contra Rusia en la ONU

Unos 141 países condenaron la agresión de Rusia a Ucrania y pidieron a Moscú el cese de las hostilidades.
Asamblea General de la ONU
 

Reproduce este artículo

Cuba y otras 34 naciones se abstuvieron este 2 de marzo en una histórica votación de condena en la ONU contra la invasión rusa a Ucrania.

Con el apoyo de 141 de los 193 Estados miembros de Naciones Unidas, el texto de la resolución “deplora” la agresión rusa contra Ucrania y “demanda” a Moscú que le ponga fin y retire inmediatamente y sin condiciones sus tropas del país vecino.

La resolución, que no tiene carácter vinculante, recibió únicamente cinco votos en contra (Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea).

El resultado de la votación fue recibido de pie y con aplausos por la mayoría de la Asamblea General, que se reúne desde el lunes en una sesión especial de emergencia después de que Rusia vetase un texto similar en el Consejo de Seguridad.

En respuesta a ese bloqueo, Occidente acudió a la Asamblea General —que no contempla el derecho al veto— para denunciar las acciones de Moscú y, sobre todo, mostrar su aislamiento en la escena internacional. Para salir adelante, la resolución necesitaba el apoyo de dos tercios de los Estados miembros que votasen.

“El Gobierno ruso está cada vez más solo”, destacó inmediatamente después de la votación el embajador de la Unión Europea ante la ONU, Olof Skoog, que calificó el voto como “histórico”.

Rusia ha elegido la agresión. El mundo ha elegido la paz”, recalcó Skoog, destacando la defensa del orden internacional, el diálogo y la diplomacia que aparecen en la resolución.

La representante estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, destacó que "hoy el mundo ha hablado con una voz clara y unida" contra una guerra "injustificada" e "inadmisible".

"Hemos demostrado que Rusia está aislada y sola y que el coste seguirá subiendo hasta que Rusia ceda", señaló.

El secretario general de la ONU, António Guterres, destacó que la Asamblea General ha enviado un mensaje "alto y claro: detengan las hostilidades en Ucrania ahora, silencien las armas ahora, abran la puerta al diálogo y la diplomacia ahora".