Autoridades cubanas incautaron más de cuatro toneladas de drogas en 2021

En el orden interno se enfrentaron 97 sembradillos de marihuana, la mayoría en las provincias orientales. Fueron ocupadas 32.868 plantas y más de 48.000 semillas
Foto: Prensa Latina
 

Reproduce este artículo

Las autoridades cubanas incautaron el pasado año 4.162,23 kilogramos de droga, la mayoría de marihuana relacionada con eventos de recalo que acontecieron en las costas del territorio nacional, informó el viernes el coronel Héctor González Hernández, segundo jefe del órgano especializado de Enfrentamiento Antidroga del Ministerio del Interior (Minint).

En materia de enfrentamiento al tráfico de drogas y su prevención, el 2021 se caracterizó por el enfrentamiento a intentos de introducción de drogas por la vía marítima y aérea y también por el desmantelamiento de cultivos de marihuana y la neutralización de acciones de tráfico interno, explicó González Hernández en el programa televisivo oficialista Mesa Redonda.

El funcionario expuso que “fue característica la persistencia e intencionalidad de emigrados cubanos y extranjeros de organizar operaciones de introducción de drogas hacia el territorio nacional, para lo cual reacomodaron y diversificaron su actuar en varios escenarios, como la frontera aérea, los envíos postales y las cargas no acompañadas”.

Además de marihuana, que constituyó el 80 por ciento de la droga incautada, se ocuparon 740 kilogramos de cocaína, 43,6 de hachís, 7,43 de cannabinoides sintéticos y 1,98 de metanfetaminas.

“La mayor cantidad de la droga que se ocupó tiene que ver con los 295 hechos de recalo que acontecieron en el territorio nacional, donde fueron ocupados 2.338,64 kg de drogas”, detalló González Hernández.

Ello obedece, explicó, a la existencia de rutas de narcotráfico internacional cercanas a las aguas jurisdiccionales de Cuba, que son violadas en ocasiones por grupos de narcotraficantes para llegar a su destino y trasladar las drogas al norte del continente.

Como parte de esas operaciones, a Cuba arriban paquetes arrastrados por las corrientes marinas, los que representan actualmente el mayor volumen de droga que se incauta a nivel nacional, y un peligro potencial en lo que respecta a la articulación del tráfico interno, según el funcionario.

En tal sentido, comentó, se produjeron 17 hechos de escamoteo de paquetes recalados, que fueron investigados y condujeron a la detención y sanción de un grupo de personas que se habían apoderado de los paquetes con fines delictivos. 

Los hechos de tráfico detectados por las fronteras aéreas sumaron 21 y condujeron a la ocupación de 67,59 kilogramos de drogas y la detención de 41 personas, entre cubanos y extranjeros.

Entre los escenarios más habituales de estas operaciones destacan los intentos de introducir droga ingerida por pasajeros o enmascarada en diversos artículos del equipaje como equipos electrodomésticos, zapatos, figuras religiosas, frascos de perfume y sazón.

“También en motos eléctricas traídas por carga internacional; y en un grupo de paquetes que se enviaron por la vía postal como la cocaína mezclada con chocolate o en gelatina, que requirió todo el esfuerzo y el análisis conjunto de las fuerzas del orden”, aseveró González Hernández.

En cuanto al tráfico interno, precisó que se enfrentaron 97 sembradillos de cultivo de marihuana, fundamentalmente en el oriente del país. Fueron ocupadas 32.868 plantas, así como más de 48.000 semillas. 

“Los cultivos de marihuana y los escamoteos de recalo fueron las principales fuentes de abasto para la articulación de determinadas cadenas delictivas en el mercado interno. Fueron neutralizados más de 121 hechos y se ocuparon 165.63 kilogramos de droga”, detalló el funcionario.