Cuba decreta fase de transmisión comunitaria por aumento de casos

La fase de transmisión comunitaria comienza cuando se empiezan a detectar contagios del virus entre personas dentro del país que no hayan tenido necesariamente contacto con pacientes expuestos a la infección en el extranjero.
 

Reproduce este artículo

El gobierno cubano decretó este 29 de junio la entrada del país a la “fase de transmisión comunitaria” debido a los altos niveles de contagio por coronavirus que este martes alcanzaron más de 3000 casos.

El ministro de Salud Pública José Ángel Portal Miranda, aseguró en el programa oficialista Mesa Redonda que la nueva fase implica medidas más estrictas, como una reducción sensible de la movilidad y las reuniones, regular las salidas en todos los territorios y reforzar el trabajo en las provincias.

Portal no especificó qué tipos de medidas se tomarán exactamente, pero aseguró que la prensa informaría en su momento en dependencia de la situación en cada provincia.

Por su parte, el primer ministro Manuel Marrero dijo que se enviarán a las provincias más complicadas equipos encabezados por los viceprimeros ministros, miembros del Secretariado del Partido, así como otros funcionarios de los ministerios con mayor implicación en el enfrentamiento a la COVID-19.

La fase de transmisión comunitaria se decreta cuando se empiezan a detectar contagios del virus entre personas dentro del país que no hayan tenido necesariamente contacto con pacientes expuestos a la infección en el extranjero, asegura la Organización Mundial de la Salud.

En este periodo de contagio local suele aumentar rápidamente el número de casos registrados y se toman medidas como suspensión de clases, implementación del trabajo a distancia, cancelación de eventos masivos y cese de actividades en espacios cerrados.

Cuba volvió a romper su récord de casos diario al informar 3080 diagnósticos nuevos este 29 de junio en lo que constituye la ola de contagios más peligrosa hasta el momento.

Matanzas es la provincia con mayor incidencia (753), seguida por La Habana (387), Santiago (333), Camagüey (297) y Ciego de Ávila (213). Otros territorios muestran cifras superiores al centenar.

En los servicios de cuidados intensivos permanecen ingresadas 183 personas, de las cuales 70 son reportadas en estado crítico y 113 como graves. Dos de ellas son pacientes pediátricos, con edades inferiores a los 18 años, incluido un lactante.

Desde hace dos semanas los casos diarios en Cuba superan el millar; la semana pasada rebasaron la cifra de 2000 diarios, según las autoridades debido al relajamiento de la disciplina ciudadana y la llegada de variantes más contagiosas del coronavirus.

Al respecto, en la isla ya está presenta la variante Delta —proveniente de India—, dos veces más infecciosa que la Alfa —proveniente de Gran Bretaña. Sin embargo, las vacunas cubanas, como las de otros países, continúan siendo efectivas contra ellas, aseguran especialistas.

El país comenzó una campaña de vacunación masiva con sus fármacos Abdala y Soberana 02 luego divulgarse los resultados de efectividad de ambos, 92 y 62% respectivamente. Organismos internacionales aún no han confirmado estos datos.