Cuba: aumenta exportación de pescado mientras el pueblo hace cola para el pollo
Mientras los cubanos sobreviven a base de pollo, el régimen exporta lo poco que produce de la pesca nacional
Cuba: aumenta exportación de pescado mientras el pueblo hace cola para el pollo
 

Reproduce este artículo

Es sabido que la población cubana no come pescado a pesar de vivir en una isla rodeada por el mar Caribe, algo de lo cual el único responsable es el régimen de los Castro, asegurándose con leyes de que los cubanos no puedan pescar, o desarrollar por sus medio el cultivo de peses de agua dulce.

Este 22 de octubre la emisora estatal Radio Guantánamo, reseñó en un artículo publicado en su página web, el trabajo que desarrollan entidades estatales en la provincia más oriental desde el pasado año para aumentar los niveles de exportaciones de la angula y la anguila.

"A pesar de la sequía y otras adversidades del cambio climático determinantes para la captura de la angula, alevín de la anguila, en Guantánamo se trabaja por ensanchar las posibilidades del nuevo polo exportador que brinda el diminuto pez".

El texto destaca que "en plena fase del periodo óptimo de su captura, desde septiembre hasta noviembre", la cría recién nacida de anguila tiene para este año en Guantánamo un plan superior a los 400 kilogramos, "en tanto cada entrega casi duplica la del mes anterior".

Yanelis Ramírez, secretaria general del sindicato provincial de Alimentaria y Pesca, en conversación con la prensa estatal, dijo que "hoy se labora con especial ahínco en mejorar las condiciones de trabajo de quienes capturan a dichos alevines, sumergidos al agua, bajo la frialdad y azotes de mosquitos durante la noche y madrugada", tiempo en que las crías buscan adentrarse en el río, y una vez en él crecer hasta convertirse en Anguilas.

Precisó hasta ahora la provincia cuenta con más de una treintena de anguleros, "diseminados en los ríos Navas, Toa, Duaba, Macaguaní y Mata, de los cuales deben estimar antes su ancho, profundidad y superficie de la corriente".

Señaló que los trabajadores ahora disponen "de una carpa para guarecerse y con las condiciones indispensables al mantenimiento de la angula viva, después de su cacería", pero no hizo ninguna referencia a los beneficios que obtienen por emplearse en tan difíciles condiciones.

Destacó además, que "se capacita a los trabajadores respecto a las técnicas de recepción, prospección e incorporación de otros ríos, los cuales constituyen reservorios naturales donde también se restablece la especie", todo con miras al mercado internacional, mientras los cubanos sobreviven a base de pollo, al que en estos momentos solo pueden acceder luego de sufrir varias horas al sol, en alguna de las numerosas e interminables colas que desde hace meses ornamentan el paisaje nacional.  

La exportación de anguila comenzó en Guantánamo a inicios del pasado año, y se comercializa a partir de que alcanza un tamaño entre cinco y seis centímetros de longitud y tres o cuatro milímetros de ancho.