Joven cristiano se niega a pasar el Servicio Militar

Oscar Kengi Fiol, joven cristiano se niega a empuñar las armas y no quiere ser parte del Servicio Militar en Cuba
 

Reproduce este artículo

El joven cristiano Oscar Kengi Fiol, residente en Palma Soriano, Santiago de Cuba, se niega desde el año anterior a empuñar las armas y no quiere ser parte del Servicio Militar en la Isla.

Según contó a ADN Cuba, desde 2020, el Comité Militar de su zona lo requirió en varias ocasiones, donde él rechazó el ingreso al Servicio Militar Obligatorio (SMO).

Posteriormente, el Jefe de Sector fue a su casa con una citación indicando que debía presentarse a la estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Palma Soriano.

"Comenzó a amenazarme (Jefe de Sector) diciéndome que si no me presentaba me meterían preso y me ofendía", añadió Kengi Fiol.

El 11 de diciembre del año pasado tuvo que declarar por una acusación de supuesta 'desobediencia', tras ser denunciado por un Teniente Coronel del municipio.

Estuvo preso 24 horas y liberado tras su familia pagar una fianza de 1000 pesos.

Posteriormente fue citado para el 16 de diciembre también lo citaron aunque llegó y no se encontraban las autoridades.

En diciembre mismo le llegó una citación para los Tribunales de Justicia por este delito en su contra.

El joven cristiano ha acudido a varias instituciones como el Partido Comunista de Cuba (PCC) y Fiscalía, sin embargo no hay nadie que lo represente.

Durante el juicio no le permitieron hablar, además de que se encontraba sin abogado. Le pusieron una multa de 3750 pesos a pagar en un mes.

"Me han seguido citando para empezar el Servicio y creo que no es correcto que mientras yo esté en un proceso penal me pueda presentar. He sido maltratado psicológicamente, sometido a tribunales sin garantía de abogados. No sé si vaya preso porque me dijeron que sí no pagaba la multa tenía que cumplir prisión", concluyó el muchacho.

Huelguista de San Isidro llama a movilizar rechazo al servicio militar

En el último año varios jóvenes han manifestado públicamente su rechazo a esta iniciativa impuesta por el régimen de La Habana de forma oblogatoria.

Uno de los más visibles activistas contra el SMO es el acuartelado de San Isidro, Osmel Adrián Rubio.

A finales de 2020, Rubio convocó a movilizar el rechazo popular al servicio militar obligatorio en Cuba, para él una forma forzosa de empuñar armas a favor de la dictadura.

"Amigos quiero hacer algo y necesito que me apoyen y que me den sus consejos por favor. Algo que a muchos de sus familiares jóvenes les va a beneficiar, pero quisiera que me dijeran cómo puedo hacer, pues quiero recoger la firma de todos los jóvenes cubanos que no estén dispuestos a empuñar armas a favor del régimen de la dictadura", escribió Rubio en su perfil de Facebook.

En septiembre anterior, este chico de 18 años entregó una carta en el Comité Militar del municipio Cotorro, en La Habana, negándose a pasar el servicio militar bajo el actual régimen cubano.

En la misiva expresó que no empuñaría armas para defender al régimen comunista y que si alguna vez "empuñara armas" sería para "tumbar la dictadura cubana".