Cimex pospone para diciembre venta de combustible exclusivamente con tarjetas magnéticas
La contingencia sanitaria acentuó la tradicional ineficiencia de las empresas estatales cubanas, por lo que Cimex debió posponer la implementación de una medida que algunos no aprueban
Corporación Cimex

La corporación cubana Cimex pospuso para el 1 de diciembre del presente año la venta de combustible exclusivamente mediante tarjeta magnética en sus servicentros, medida prevista inicialmente para entrar en vigencia el 1 de agosto.

La posposición obedece a la situación epidemiológica que atraviesa la isla como consecuencia de la COVID-19 y las afectaciones generadas por los impagos en la actividad comercial y económica internacional, todo lo cual ha producido atrasos en el desarrollo tecnológico previsto por la corporación y la emisión de nuevas tarjetas, esenciales para el cumplimiento del proceso.

Mediante una nota oficial, Cimex, del grupo empresarial de las Fuerzas Armadas del régimen cubano (Gaesa), aclaró que los clientes que posean tarjetas prepagadas y de bandas nacionales e internacionales podrán continuar recibiendo el servicio como hasta ahora.

El pasado 24 de marzo la corporación informó del inicio del proceso gradual de implementación, a partir del 1 de abril, del empleo de tarjetas prepagadas y de bandas nacionales e internacionales en su red de servicentros como forma de pago para la venta de combustibles al sector privado.

Como parte de ese proceso, la venta exclusivamente por tarjetas quedaría instrumentada a partir del 1 de agosto. Sin embargo, las medidas que se han adoptado para mitigar la propagación de la enfermedad pandémica en la isla, y los impactos económicos que ésta ha tenido en todo el mundo, dificultaron que la empresa militar pudiera cumplir los plazos previstos.

La anunciada venta sólo mediante tarjetas no ha sido del agrado de muchos en Cuba. En el propio perfil institucional de Cimex en Facebook, donde se ofrece información sobre el proceso de emisión de las mismas, varios clientes han manifestado inconformidad con la medida, que no hallan viable o lógica.

“Es totalmente injusto no aceptar dinero en efectivo para el despacho a los particulares de combustible en nuestros servicentros, en un país que se dice que todo es del pueblo. No entiendo por qué no se pueden tener activas las dos formas de pago”, cuestionó el usuario Mauri Serrano en el post de la nota citada.

A su inquietud, la empresa respondió que la medida a implementar es para “tributar a la bancarización de la economía, al uso de pago de medios electrónicos y también al control de este recurso (combustible) de tanta necesidad para nuestro país en estos días”.