Cerca de 5000 cubanos han solicitado refugio en México

Cuba ocupa el tercer lugar en la lista de países con más peticiones de refugio en México, sólo superada por Honduras y Haití
Autoridades fronterizas vigilan el paso de los migrantes (Reuters)
 

Reproduce este artículo

Cerca de 5000 cubanos han solicitado refugio en México. La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) ha recibido solicitudes de 36 454 personas en los primeros 11 meses de 2020, de ellas 4893 provienen de cubanos.

Honduras encabeza las solicitudes registradas por la Comar en 2020 con 13 404 personas, seguido por Haití con 5314, Cuba, El Salvador con 3629 y Venezuela con 3119.

En el encuentro ‘Atención a los Refugiados en el marco de la pandemia’, organizado con la Comar con motivo de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación dijo que “México tiene que estar preparado para recibir a personas de distintas nacionalidades que se incorporarán al país, y por ende a su economía, sociedad y cultura”.

El titular de la Comar, Andrés Ramírez Silva, destacó en un comunicado que el organismo trabaja para agilizar el proceso de reconocimiento de la condición de refugiado y garantizar que las personas en búsqueda de protección internacional tengan acceso a servicios que permitan su integración en la sociedad mexicana, siempre en el marco del respeto a los derechos humanos.

En el evento, el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en México, Mark Manly, enfatizó que el derecho de buscar y recibir asilo es esencial en el contexto actual.

“Estamos hablando de algo tangible y que abre la puerta al ejercicio de otros derechos humanos; implica que la persona que viene huyendo de una situación de guerra, violencia generalizada o violaciones serias a sus derechos humanos deba tener la posibilidad de entrar a otro país en donde pueda encontrar seguridad y protección, así como ser escuchada por las autoridades y no ser devuelta al territorio donde está en riesgo”, sostuvo.

A mediados de año, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, destacó que “México siempre se ha destacado en el mundo como un país solidario que recibe con los brazos abiertos a los refugiados provenientes de otros países, gracias a la política de asilo político y humanitario”.

Según la funcionaria, esa tradición inició hace 80 años cuando bajo la voluntad política del Gobierno del presidente Lázaro Cárdenas se dio cobijo a los exiliados republicanos españoles.

Además de que, años más adelante, se abrieron las puertas del país para dar asilo y refugio a decenas de miles de personas que fueron perseguidas por las dictaduras en el centro y sur de América.

Pero la política migratoria del país ha sido duramente cuestionada luego de que en 2019 México se viera forzado a aceptar planes migratorios que atentan contra los derechos humanos, según organismos locales y regionales.

México se embarcó en 2019 en un controvertido programa migratorio llamado Protocolo de Protección a Migrantes (PPM), más conocido como "Permanezcan en México".

La política de PPM permite a EEUU devolver al país vecino a aquellos indocumentados que llegan a la frontera y solicitan asilo (sin importar de dónde provengan) para que esperen allí a que se resuelvan sus casos en EE.UU., un proceso que puede durar años.

Organismos de derechos humanos han señalado que los migrantes, enviados a México en virtud del referido programa, están desprotegidos en la frontera norte colindante con Estados Unidos, y son frecuentemente víctimas del crimen organizado en esa región, una de las más violentas del país.

Redactado con información de Radio Televisión Martí y ADN Cuba.