Castrochavismo es una amenaza para la seguridad nacional de EEUU, asegura político venezolano
El también diplomático explicó que la única manera de acabar con esta situación es eliminando la raíz, en este caso, el régimen cubano
Castrochavismo es una amenaza para la seguridad nacional de EEUU
 

Reproduce este artículo

Para el escritor, economista y político venezolano, Diego Arria, la existencia del castrochavismo constituye una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.

En entrevista a Radio y Televisión Martí, el también diplomático explicó que la única manera de acabar con esta situación es eliminando la raíz, en este caso, el régimen cubano, responsable, en parte, del desastre de Venezuela.

"Si nosotros no erradicamos el castrochavismo de Venezuela, nunca tendremos un país, nunca tendremos estabilidad. En el fondo la independencia nuestra, irónicamente, va a ser en lo que las Naciones Unidas llaman de una potencia ocupante. La potencia ocupante de Venezuela es Cuba", declaró a la conocida emisora.

“Imagínate lo que significa, por ejemplo, quitarnos de encima a los 20 ó 30 mil cubanos que tenemos en Venezuela, que dominan la parte militar, de inteligencia, hasta los castigos que les hacen a los venezolanos. Cómo vamos a sacar los chinos, a los rusos, al FARC (…). Es un esfuerzo monumental que requerirá que haya una apertura política y no sea una partidocracia. Parte de la desgracia, para mí, hoy de Venezuela, es que la partidocracia sigue imponiéndose sobre la verdadera democracia", agregó.

El político viene impulsando desde hace días una campaña junto a UN Watch para sacar al régimen de Nicolás Maduro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

A este también se le unió el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) , Luis Almagro.

"Nos unimos a la campaña de @UNWatch_es  liderada por @Diego_Arria para expulsar a la dictadura de #Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU @UN_HRC. Convocamos a ciudadan@s y a tod@s las personas solidarias a firmar la petición", escribió Almagro.

 

 

 

 

En agosto pasado salió a la luz una investigación de la reconocida agencia inglesa Reuters sobre cómo Cuba ayudó a Venezuela a rediseñar sus fuerzas armadas y el servicio de inteligencia militar, mediante dos acuerdos.

Explican que tras la derrota de Hugo Chávez en 2007 respecto a la reelección indefinida, este recurrió al dictador Fidel Castro, quien le recomendó que debía tener control absoluto de las fuerzas militares.

Según la agencia, en cuestión de meses, los países elaboraron dos acuerdos que dieron a Cuba un vasto acceso al sector militar de Venezuela y amplia libertad para espiarlo y reformarlo.

"Los acuerdos llevaron a la imposición de una estricta vigilancia de las tropas venezolanas a través de un servicio de inteligencia,  ahora conocido como la Dirección General de Contrainteligencia Militar, o DGCIM. Bajo la asesoría de militares cubanos, Venezuela reformuló la unidad de inteligencia en un servicio que espía a sus propias fuerzas armadas, infundiendo miedo y paranoia y aplastando a la disidencia", agrega Reuters.

Los acuerdos revisados por Reuters permitieron a las fuerzas armadas de Cuba:

• Entrenar a soldados en Venezuela.

• Revisar y reestructurar partes del ejército venezolano.

• Entrenar agentes de inteligencia venezolanos en La Habana.

• Cambiar la misión del servicio de inteligencia de espiar a rivales extranjeros a la de vigilar a los propios soldados, oficiales e incluso comandantes de alto rango.

Ni el Ministerio de Defensa de Venezuela ni su Ministerio de Información, responsables de las comunicaciones gubernamentales, incluidas las de Nicolás Maduro, respondieron a correos electrónicos y llamadas telefónicas de parte de Reuters.

Funcionarios cubanos tampoco respondieron a las solicitudes de comentarios en ese momento.