Murió Eugenio Martínez el árbitro cubano de mayor ranking mundial
Una referencia del arbitraje mundial, el cubano Eugenio Martínez, murió en La Habana a los 74 años, víctima de un infarto
Murió Eugenio Martínez el árbitro cubano de mayor ranking mundial
 

Una referencia del arbitraje mundial, el cubano Eugenio Martínez, murió en La Habana a los 74 años, víctima de un infarto.

La trayectoria de Martínez trasciende el mundo del polo acuático en el que llegó a ser miembro de la selección nacional.

Dentro del espectro deportivo nacional fue una de esas figuras atípicas de importante jugador convertido en árbitro. En Cuba, en los deportes colectivos, no aparecen ex atletas de equipos nacionales dedicados a la faena del arbitraje.Se puede contar con los dedos de la mano.

Como tampoco ha habido un árbitro en Cuba en cualquier deporte con  el expediente de Martínez. 

A la edad de 10 años en representación del Club Cubanaleco de La Habana compitió en el Campeonato Nacional de Natación entre 1957-1959.

Como nadador representó a su país en los IX Juegos Centroamericanos y del Caribe en Kingston, Jamaica, en 1962. 

Luego pasó a integrar la selección nacional de polo acuático  en los X Juegos regionales en San Juan, Puerto Rico, en 1966 ; en los Juegos Panamericanos de Winnipeg en 1967 y en el Preolímpico de 1968 en México, además de competir, también  junto a su hermano Guillermo, en varios torneos en Europa y América.

Desde 1969, Eugenio fue un asesor técnico, y en 1988 condujo al equipo nacional de Kuwait

En 1979 recibió el título de Arbitro Internacional de Polo Acuático de la Federación Internacional de Natación (FINA) que agrupa a todas las disciplinas acuáticas.

Como árbitro “pitó” partidos por medallas incluidas finales  en los seis Juegos Olímpicos en los que impartió justicia: 1972, 1976, 1980 , 1984, 1992 y 1996. También atendió tres Juegos Olímpicos como miembro del Comité Técnico del Polo Acuático  de FINA ( 2000, 2004 y 2008). 

Ofició en cada Campeonato Mundial FINA desde 1973 (Belgrado) hasta 1994 (Roma). Controló los partidos varoniles en la Copa Mundial FINA  hasta 1995 (excluyendo Salónica en1987). También trabajó en los Mundiales juveniles masculinos en Barcelona (1983), Estambul (1985) y Sao Paulo (1987).

Silbó en 10 Juegos Panamericanos, 10 Juegos Centroamericanos y del Caribe, seis Universiadas Mundiales y cuatro Juegos Sudamericanos.

En 1995 fue premiado con el Botón de Plata de FINA y en 2013 el Botón de Oro. En 2010 recibió el prestigio Premio Paragón del Salón Internacional de la Fama de la Natación .

En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 la Asociación Internacional de Arbitros de Polo Acuático lo nombró Miembro Honorario.

Durante el Congreso de la FINA en 2009 en Roma fue elegido al Buró Ejecutivo de esa entidad. Al morir formaba parte de la Comisión de Eventos dentro del Comité Técnico del Polo Acuático de FINA. 

En los últimos tiempos bajo el patrocinio del Programa de Solidaridad Olímpica, Martínez impartió numerosas conferencias en 30 naciones de América.

No obstante este brillante expediente su figura no fue tratada a esa altura en los medios cubanos.