Ataque con cuchillo en la cola de una panadería de La Habana

Los altercados en las filas que se forman en Cuba casi todos los días para comparar alimentos son comunes en la isla. La aglomeración de personas genera irritación.
 

Reproduce este artículo

Una agresión con arma blanca ocurrió este 6 de enero en una panadería del reparto Tamarindo, sobre la calzada de Diez de Octubre, en ese municipio capitalino, informó CubaNet.

En medio de la fila para comprar pan, realidad que enfrentan los cubanos cada día debido a la escasez, una riña entre varios vecinos terminó cuando uno de ellos, conocido como “El Chispa”, sacó un cuchillo.

Entre gritos de auxilio, las mujeres que se encontraban en la cola se desplazaron rápidamente hacia el medio de la Calzada de 10 de octubre. Mientras, los otros dos hombres que defendían su lugar en la cola se hicieron de unos palos para defenderse”, asegura el citado medio.

Varias mujeres lograron llamar la atención de un auto patrulla que pasaba por el lugar, mientras otros dieron atención a los impedidos físicos en la cola. Uno de los agentes del orden intervino rápidamente en la escena inmovilizando al portador del cuchillo, quien fue conducido a una unidad de policía.

Los altercados en las filas que se forman en Cuba casi todos los días para comparar alimentos son comunes en la isla. La aglomeración de personas genera irritación, mientras algunas intentan colarse.

Las “colas” se han convertido en una especie de “marca país”, como el Buena Vista Social Club, el tabaco Habano y la barba de Fidel Castro. Aunque son presencia constante desde la caída del campo socialista, la pandemia de coronavirus recrudeció la crisis económica en la isla. 

Los ingresos procedentes del turismo desaparecieron casi por completo. El Gobierno reaccionó a principios de año con una reforma monetaria, además de una reforma de precios y salarios. Después de 25 años, el peso cubano (CUP) es la única moneda en circulación. Sin embargo, hay otra moneda muy fuerte en Cuba: el dólar estadounidense.

Para acceder a las divisas, el Gobierno abrió tiendas estatales de cambio de divisas en octubre de 2019, en las que se pueden comprar electrodomésticos y repuestos para automóviles y, desde junio de 2020, alimentos y productos higiénicos con tarjeta en moneda extranjera.

En los otros negocios, sin embargo, la oferta es muy reducida, y donde hay productos a la venta, se forman colas enormes. Mucha gente, sobre todo personas mayores, no pueden o no quieren hacer “cola”. Además, la población se preocupa por el riesgo de contagiarse con el coronavirus. Esto ha originado el surgimiento de un nuevo oficio: el colero, una persona que hace cola y cede su lugar por una pequeña suma o revende la mercancía en mercados clandestinos.

Algunos marcan y venden su lugar por casi dos dólares. Otros suelen pedir el doble. En los establecimientos donde se venden electrodomésticos, un turno en la cola puede costar mucho más.

*Foto: CubaNet