Asiel Babastro denuncia ante el Parlamento Europeo el racismo en Cuba

Durante el encuentro virtual ante el Parlamento Europeo, el joven director cubano Asiel Babastro, denunció con hechos el racismo aún imperante en la isla de Cuba "aunque la ceguera ideológica lo niegue".
Foto tomada de Instagram
 

Reproduce este artículo

Durante el encuentro virtual ante el Parlamento Europeo, el joven director cubano Asiel Babastro, denunció con hechos el racismo aún imperante en la isla de Cuba "aunque la ceguera ideológica lo niegue".

"Las agresiones son muy difíciles de detectar, así que es muy difícil denunciarlas, pero están ahí y todo negro puede dar fe de eso", comenzó diciendo el director del polémico video clips del tema Patria y Vida.

Durante su intervención, Babastro dejó saber su preocupación por las maneras en las cuales se manifiesta el racismo en la isla, ya sea mediante chistes, fetiches o frases manidas que dejan claro la existencia de un problema no tan mencionado y mucho menos denunciado por parte de las autoridades cubanas.

 

Babastro hace referencia en su intervención al escritor exiliado Reinaldo Arenas,  un novelista, dramaturgo y poeta cubano conocido por sus obras mágico-realistas y su oposición a la dictadura de Fidel Castro; dejando claro que es imposible hablar de Cuba sin mencionar a la diáspora.

“Cuba es también la gente que no cupo, que no pudo y que no puede. El triunfalismo es un cobarde, un sensacionalista. Mi tierra es una isla que obedece hace 62 años, pero hay otros compatriotas que esperan algo hace 22 mil 630 días, que mientras en el mundo pasaron muchas cosas, en Cuba casi nada”, aclara.

De igual forma. denunció el uso de insultos que utiliza el oficialismo para intentar denigrar a sus adversarios políticos, una técnica que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos y que utiliza las redes sociales desde perfiles falsos.

Jineteros, oportunistas, negritos... Con esas palabras no hay diálogo ni discurso”, enfatiza el joven artista residente actualmente en los Estados Unidos.

Durante  la cita, Babastro recalcó además que en Cuba no hay "tierra a la vista ni transición a la democracia”.

Babastro se sumó de esta forma a otro grupo de cubanos quienes denunciaron ante el Parlamento Europeo la ola de represión que se vive en Cuba, la cual esta marcada por el estreno del anteriormente mencionado tema musical, el cual ha puesto al Gobierno a sacar su artillería ideológica con el fin de desviar la atención del tema. Demostrando tanto la fragilidad del régimen, como las técnicas arcaicas y vomitivas de desacreditación que manejan actualmente .