Aparatoso accidente en Puerto Padre deja una muerte y la pérdida de un embarazo
Un accidente este sábado en la carretera de un asentamiento rural de Puerto Padre provocó una muerte y la pérdida de un embarazo
Foto tomada de Facebook

La fase 1 de la recuperación en la mayor parte de Cuba ha supuesto el retorno a varias actividades, entre ellas el transporte público. Como parte de esa vuelta a la normalidad, en la isla se han reportado hasta el momento varios accidentes de tránsito, como consecuencia de los cuales ha habido que lamentar la pérdida de vidas humanas.

Este sábado, en la carretera de Socucho, un asentamiento rural perteneciente al municipio Puerto Padre, en la provincia de Las Tunas, se produjo un aparatoso accidente entre un ómnibus y un almendrón que dejó una muerte y la pérdida de un embarazo.

Según detalló la Asamblea Municipal del Poder Popular en su página de Facebook, la persona fallecida fue una joven de 35 años y hasta ese momento resultaba de cuidado “el estado de salud de una embarazada con múltiples fracturas de pelvis”, que debió ser transfundida.

El esposo de ésta tenía “golpes visibles y fractura en su brazo derecho”, mientras que el chofer del ómnibus también se reportaba en una situación de cuidado. “Por azar de la vida, la occisa estaba en la parte de atrás del carro. Ninguno de los lesionados es del municipio”, agregó la Asamblea Municipal en su post.

Dicha información fue proveída por una fuente del Cuerpo de Guardia del hospital Guillermo Domínguez, al que fueron llevadas las víctimas del accidente. 

Horas después del mismo varios medios y publicaciones ofrecieron versiones de lo ocurrido, según las cuales la culpa del choque recaía en el chofer del almendrón. El carro iba de frente al ómnibus y fuera de senda según esas versiones, por lo que los choferes de ambos vehículos intentaron una maniobra similar de cambio de senda al unísono, lo que a la postre terminó precisamente en el impacto que se quería evitar.

Las imágenes que han circulado del siniestro muestran el deterioro del almendrón y la parte frontal del ómnibus tras el accidente, daños que sugieren la fortaleza del impacto, así como la velocidad a la que el mismo se produjo.

De acuerdo con la usuaria de Facebook Lissett Dieppa, familiar de los más afectados en el accidente según escribió, las versiones iniciales que circularon del hecho son inexactas.
 
“No entiendo por qué en estos sitios digitales no verifican bien las informaciones antes de publicarlas, los accidentados son mis familiares, la embarazada con fractura de pelvis es mi sobrina, perdió a su criatura y en estos momentos está en terapia intensiva, y la fallecida era la esposa de mi primo hermano. 

El chofer de la guagua que los impactó se demostró que había ingerido bebidas alcohólicas, la guagua se le tiró encima al carro cuando doblaban una curva, para que ahora quieran poner como héroe de la historia a un chófer que debe dos vidas por su irresponsabilidad, la del feto y la de una de las personas más nobles y maravillosas que he conocido en mi vida, ojalá pague como corresponde, pues los familiares exigimos justicia. Sé que nada nos devolverá las dos vidas perdidas, pero exigimos que sobre el culpable caiga todo el peso de la ley”, escribió Dieppa en Facebook, como comentario a uno de los artículos que inicialmente informaron del hecho.