Alexis Valdés responde a manipulación de nota de Salud sobre Luis Manuel Otero

El conocido presentador y humorista cubano señaló todas las incongruencias de la “nota oficial” sobre la huelga de Luis Manuel
Alexis Valdés y Otero
 

Reproduce este artículo

El conocido presentador y humorista cubano Alexis Valdés señaló todas las incongruencias de la “nota oficial” de Salud Pública de La Habana sobre la huelga de Luis Manuel Otero Alcántara.

“Esto publica, Salud Pública de Cuba. Cuantas vueltas para decir lo que no quieren decir. Ni siquiera ponen la palabra huelga”, empieza diciendo en Facebook, el popular cómico cubano radicado en Miami.

“En fin la noticia que me importa es que @luismanuel.oteroalcantara está vivo. Hoy estamos en paz. Gracias a todos los que protestaron y se movilizaron en el mundo entero. Luisma sigue con nosotros”, añadió.

De inmediato, cientos de seguidores del artista y del activista declarado en huelga de hambre, desde hace varios días en su barrio de San Isidro en La Habana Vieja, opinaron al respecto.

“Me alegra mucho, pero el fin de la nota no era estado de salud del joven. El verdadero propósito es desmentir la huelga, qué cinismo”, opinó la usuaria Tamara Hernández. Mientras Maribel Sánchez agradecía a Dios porque Luis Manuel estuviera sano, pero igualmente cargaba contra el régimen: “Casi lo dejan morir. Y claro que ellos en su cuidadosa información no iban a mencionar la huelga de hambre. Pero lo más importante es que aún está con nosotros el Luisma”.

Valdés había estado posteando textos a diario, incluso varias ocasiones al día, sobre Luis Manuel, su estado de salud y el cinismo del Castrismo.

“Este cubano dando la vida y tantos artistas cubanos que dicen amar al pueblo no dicen nada. Mientras él muere, hablan de sus próximas actuaciones o de la nueva foto o de la moda del verano. ¿Cómo pudimos caer tanto, como pueblo, como país, como nación? Un día como hoy no estoy nada orgulloso de muchos de mis compatriotas. Siento decirlo”, dijo al respecto antes de la nota de Salud Provincial de La Habana.

“Esto no es un tema de política, es de humanidad. Y cuando alguien es estéril al dolor ajeno, para mí perdió todo su valor como ser humano. Qué triste. Pero al mismo tiempo aún espero porque saquen la dignidad al viento. Aún tengo una última y maltratada fe queriendo sobrevivir”, concluyó Valdés.