Alexander Pupo denuncia acoso de la Seguridad del Estado a sus familiares

El médico cubano Alexander Pupo Casas, denunció que él y sus familiares continúan acosados por la Seguridad del Estado y advirtió que los represores amenazan a sus suegros con enjuiciar a su esposa por ser “cómplice” de sus pronunciamientos
Alexander Pupo denuncia acoso de la Seguridad del Estado a sus familiares
 

Reproduce este artículo

El médico cubano Alexander Pupo Casas, expulsado del hospital donde ejercía su profesión y de la especialidad de Neurocirugía que cursaba, por cuestionar en redes sociales las arbitrariedades del régimen castrista; denunció que él y sus familiares continúan acosados por la Seguridad del Estado. 

En una transmisión en directo publicada por su perfil de Facebook, el joven galeno señaló que quería denunciar de manera internacional, ante todos los medios de prensa, y frente a los cubanos de dentro y fuera de la Isla, que está siendo nuevamente hostigado por agentes de la policía política, incluso cuando no sale de su casa “a absolutamente nada”. 

Pupo Casas, advirtió: “Como no pueden fabricarme una causa, porque no promuevo la violencia, el desorden público, solo expreso mis ideas desde el respeto, defendiendo mis derechos constitucionales y de derechos humanos, que están reflejados en la propia constitución cubana y en la Declaración Internacional de DD.HH; la nueva táctica de los agentes de la Seguridad del Estado de Holguín (…) ahora, es secuestrar a mis familiares”.

"Ellos saben que no voy a cooperar con ellos y no voy a cesar en mis ideas. Incluso saben, ellos están claros, que mis intenciones son poder trabajar y siempre decir lo que pienso desde mi punto de vista, sin ofender y sin dañar (…) Pero, la verdad es la verdad y se las digo en su cara”, subrayó. 

El joven doctor holguinero precisó que “ahora les ha dado, ya que no pueden agarrarme a mí, por secuestrar a los miembros de mi familia o a personas allegadas”. “Ahora fueron por mis suegros, dos veces los han secuestrado”, denunció.  

"Ahora les ha dado por agarrar a mi suegro y amenazarlo. Deben estar buscando la forma de que ellos influyan en mi relación, será tratando de influir en mi relación para que mi mujer y yo nos divorciemos", criticó Pupo Casas. 

“(…) no hay ningún motivo para mezclar la política con la familia y las relaciones personales. Soy anticomunista, pero  nunca maltraté a un paciendo si era militar, militante... a todos los traté siempre por igual”, dijo al reconocer que los agentes del régimen no son así: “son  aberrantes, injustos; incluso capaces de virar contra ustedes a personas que en un primer momento los apoyaron”. 

Advirtió el médico que los represores amenazan a sus suegros con enjuiciar a su esposa por ser “cómplice” de sus pronunciamientos e ideas. 

A los represores envío el siguiente mensaje: “no cometo delito de ningún tipo, (…) no van a conseguir que mi esposa y yo nos separemos, si creen que metiéndole miedo a mis suegros lo conseguirán están muy enredados; (…) y  asumen esto como una denuncia formal de acoso por parte de la Seguridad del Estado de Holguín.

Según refirió ante las amenazas y el acoso de la policía política establecerá una denuncia formal contra el régimen en las Naciones Unidas, a partir del nombramiento de un abogado internacional. Subrayó que también contactaría a todos los organismos internacionales y de defensa de derechos humanos, previendo que le pueda suceder algo a cualquiera de sus familiares, amigos o a él. 

Alexander Pupo Casas, ha sido en los últimos meses uno de los galenos más reprimidos por disentir de las políticas estatales del régimen. A través de las redes sociales desmonta constantemente el mito de que Cuba es una potencia médica, denunciando casos de negligencia, desatención, falta de medicamentos… También ha cuestionado la falta de libertades básicas en el país, y la represión policial contra quienes se pronuncian a favor de la democracia en la Isla y en contra de la dictadura.