Aerolínea mexicana suspende vuelos Cuba-Nicaragua

Magnicharters no dio detalles de la suspensión de la frecuencia, solamente alegó que se trataba de "razones de fuerza mayor"
Magnicharters no dio detalles de la suspensión de la frecuencia, solamente alegó que se trataba de "razones de fuerza mayor"
 

Reproduce este artículo

La aerolínea mexicana Magnicharters suspendió de inmediato los vuelos de conexión que realizaba entre Cuba y Nicaragua, según un anuncio publicado en el canal de Telegram de la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeroportuarios S.A (ECASA) el 11 de mayo.

Magnicharters no dio detalles de la suspensión de la frecuencia, solamente alegó que se trataba de "razones de fuerza mayor".

El comunicado agrega que todos los pasajeros deben contactar a sus agencias para el reembolso de su boleto.

También recordaron que se mantiene operando la ruta Cuba-México.

"Cabe destacar que tanto a la tour operadora como a la aerolínea nos apena mucho lo que ha ocurrido", concluye el comunicado oficial, firmado por el capitán Jorge Luis Badía Muñoz, jefe de Operaciones de Magnicharters.

La aerolínea Magnicharters pertenece al Grupo Aéreo Monterrey S.A. y fue fundada en 1994.

Esta aerolínea se suma así a otras empresas de vuelos que han frenado sus frecuencias entre La Habana y Managua, para contener la migración cubana que sigue esta ruta para llegar a Estados Unidos.

También en febrero de 2022 las aerolíneas Copa Airlines y Conviasa suspendieron la venta de nuevos boletos de Cuba a Nicaragua, debido a la alta demanda que han tenido en los últimos meses con la apertura de libre visado para los cubanos.

Casi 80 000 cubanos llegaron a EE. UU. entre el 1 de octubre de 2021 y el 31 de marzo de 2022, según las estadísticas más recientes del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, siglas en inglés).

En ese periodo, que comprende el año fiscal 2022, 78 903 isleños cruzaron la frontera con México, en una de las oleadas migratorias más graves de los últimos 30 años, según expertos consultados por el medio BBC.

 De mantenerse este ritmo, se espera que las cifras superen ampliamente los 125 000 que emigraron de la Isla en 1980 durante el éxodo del Mariel.