La Habana: piden 20 años de cárcel para manifestante del 11J

Eduardo Álvarez Rigal, del Movimiento Opositores por una Nueva República, salió a la calle el 12 de julio en La Güinera, uno de los barrios más pobres de La Habana.
11J-LaGuinera.jpg
 

Reproduce este artículo

La Fiscalía Provincial de La Habana solicitó este 25 de noviembre 20 años de cárcel para el activista Eduardo Álvarez Rigal por su participación en las protestas de julio, informó Radio Martí.

Álvarez, del Movimiento Opositores por una Nueva República, salió a la calle el 12 de julio en La Güinera, uno de los barrios más pobres de La Habana, donde las manifestaciones fueron particularmente intensas.

El joven está acusado de “sedición y otros actos contra la seguridad del estado” y “evasión” —se fugó dos veces antes de ser capturado por la policía el 21 de julio. “Yo lo que no estoy de acuerdo que por expresar sus ideas y por tirar piedras le echen 20 años”, dijo su madre, Ismary Rigal, a Martí.

Según el acta de Fiscalía, que cita el medio, Álvarez “ha sido persona de interés policial por estar involucrado en indisciplinas sociales y procesadas por varios hechos delictivos”, aunque reconoce que “no le constan antecedentes penales”.

“Mi hijo no merece esa condena ni ninguna, si en otros países la gente se manifiesta y los cogen y los sueltan a las 72 horas. Él estaba defendiendo sus ideales, esos son sus derechos”, recalcó la madre.

Desde inicios de octubre, tribunales municipales y provinciales comenzaron los juicios contra manifestantes del 11 de julio, día del levantamiento popular más grande en la historia del socialismo cubano, según los expertos. Las penas oscilas entre algunos meses y más de 20 años de prisión.

Daniel Joel Cárdenas Díaz, un manifestante que salió a la calle en Cárdenas, Matanzas, fue condenado a 27 años de cárcel el 3 de noviembre. El joven fue arrestado en su casa durante un operativo policial en el que intervinieron los “boinas negras”, fuerzas especiales del Ministerio del Interior.

"Las peticiones fiscales contra manifestantes pacíficos en Cuba prácticamente equiparan las protestas con los delitos de homicidio. De concretarse, estas serían las sanciones de cárcel más altas desde la Primavera Negra de 2003 por motivos políticos”, indicó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio Cubano de Derechos Humanos.

La Fiscalía de Artemisa pidió 14 años de prisión para el cubano Yeremin Salsines Jane, de 31 años, por manifestarse pacíficamente allí.

El 19 de octubre el Tribunal Municipal de San José de las Lajas condenó a diez años de cárcel al joven Roberto Pérez Fonseca, quien rompió un cuadro de Fidel Castro durante las protestas.