Activistas cubanas denuncian violencia contra las mujeres

En una fecha tan significativa como el 25 de noviembre, el gobierno cubano sigue reprimiendo a quien piensa diferente y de esta ecuación no escapan las mujeres.

Varias activistas han alzado sus voces para exigir el cese de la violencia contra las mujeres en la isla, en la campaña "Unidas por nuestros derechos".

Una de ellas es Marthadela Tamayo, licenciada en educación, quien ha sufrido en carne propia vejaciones a sus derechos por parte del régimen. El viernes pasado fue detenida por policías cuando iba para la embajada estadounidense en La Habana. 

Además, a inicios de este mes, se le prohibió salir del país. 

 

 

"Hoy 25 de noviembre Día Internacional contra la violencia de género, nosotras, mujeres cubanas y activistas de la sociedad civil, te invitamos a que te unas a nuestra campaña, Unidas por nuestros derechos", escribió Tamayo en Twitter.

Tamayo pertenece al Comité Ciudadano por la Integración Racial (CCIR), participa en actividades del independiente Club de Escritores y Artistas de Cuba, y suele denunciar en sus redes sociales los arrestos y represión que sufren diversos grupos de activistas a manos del régimen cubano.

Otra de las que se unió a la campaña es Nancy Alfaya, asediada constantemente por la Seguridad del Estado junto a su esposo, el exprisionero político, Jorge Olivera.

 

 

La activista fue fundadora de las Damas de Blanco y es miembro del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR). También ha desarrollado labores como promotora cultural del Club de Escritores y Artistas de Cuba, que difunde el trabajo de los escritores independientes censurados, dentro y fuera de la Isla.

La Red Femenina de Cuba es quien lidera dicha campaña lanzada desde septiembre pasado en redes sociales.

 

 

Esta movilzación propone promover los derechos de la mujer cubana y tipificar como un delito la violencia política contra las mujeres en la isla.

 

 

También piden que los funcionarios del gobierno reciban capacitación para que sepan identificar los casos de violencia contra la mujer.

En la campaña participan varias organizaciones de la sociedad civil independiente bajo la sombrilla de la Alianza Cubana por la Inclusión.

Según reportó Martí Noticias, Michael Kozak, el jefe interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado, respaldó el proyecto y elogió desde su cuenta oficial en Twitter el valor de estas activistas y lanzó una invitación a imaginar una Cuba donde "las mujeres tengan la posibilidad de participar totalmente de la vida política y cívica, libres de la represión y la violencia".