Papa Juan Pablo I será beatificado

La investigación duró 10 años y el cuerpo médico concluyó que la curación de la menor fue “científicamente inexplicable”. El milagro tuvo lugar por "intercesión" de Juan Pablo I.
Papa Juan Pablo I (Creative commons)
 

Reproduce este artículo

Juan Pablo I, quien será beatificado próximamente, tuvo un mandato corto. Su nombre era Albino Luciani, nació en Forno di Canale, en la región norteña del Véneto, en octubre de 1912. En 1937 fue ordenado sacerdote. Llegó a ser obispo y patriarca de Venecia y fue uno de los integrantes del Concilio Vaticano II. Ascendió al papado en agosto de 1978. A los 33 días de asumir como sumo pontífice, falleció.

Según informaciones de la secretaría de prensa del Vaticano, la beatificación ha sido decretada tras comprobarse “un milagro por su intercesión”, consistente en “la curación inexplicable de una niña argentina que padecía una patología cerebral grave”.

Roxana Sosa, madre de la niña Candela Giarda, "se aferró a la posibilidad de un milagro que finalmente ocurrió. Al menos no hay explicación para sostener cómo a las pocas horas de invocar a Juan Pablo I, Candela empezó a evolucionar de manera favorable hasta abandonar definitivamente el hospital. Hoy, a sus 21 años, Candela es una joven que vive una vida normal". Candela está sana "sin secuelas de los días dramáticos que vivió hace una década", confirmó Infobae.

El Padre José Dabusti, quien encomendó el destino de la niña a Juan Pablo I, "escribió una carta al Papa Francisco contándole lo sucedido. El milagro de Candela fue estudiado por la Comisión Médica del Vaticano que, en este caso, dio una sentencia positiva unánime".

La periodista Stefania Falasca, quien habría seguido el caso de la menor argentina, pudo precisar que padecía una enfermedad incurable. “Se conoce, que se solicitó el milagro por intercesión del Papa Juan Pablo I, y poco tiempo después, la menor se curó de dicho mal”.

Luego de múltiples estudios y de una investigación de 10 años, el consejo médico dictaminó por unanimidad que la curación fue científicamente inexplicable. “Vale recordar que para que un milagro, en términos de salud, sea considerado como tal, la enfermedad debe ser curada inexplicablemente y no debe volver a aparecer”, confirmó el medio Expreso del Perú.

La causa de canonización se abrió en noviembre de 2003, veinticinco años después de la muerte de Juan Pablo I, y terminó en noviembre de 2017 con el decreto sancionado por el papa Francisco que proclamó las virtudes del papa Juan Pablo I.