¿Qué habría pasado si Messi hubiera nacido en Cuba?

Un tuitero cubano viralizó un hilo en el que imagina todo lo que pasaría en la vida del astro argentino de haber nacido en la isla autoritaria del Partido Comunista
Messi y Raúl Castro (montaje tomado de Twitter)
 

Reproduce este artículo

El culebrón de Messi y su salida/no salida del Fútbol Club Barcelona dio para que usuarios en Twitter se mofaran y criticaran la realidad de Cuba, un país que a priori nada tiene que ver con el argentino, pero que demuestra cuán diferente sería la vida de muchas celebridades mundiales si hubieran nacido en él.

Bajo la interrogante de qué habría pasado si Messi hubiera nacido en Cuba, el usuario de Twitter identificado como “el poeta menor” detalló cada uno de los aspectos de la vida del que para muchos es el mejor futbolista de todos los tiempos que serían diferentes si fuera cubano.

“Por cada Balón de Oro tuviera un gladiolo y un diploma dedicado por el Partido”, “si su contrato fuera como el de nuestros médicos tendría que abonar al Gobierno de Cuba el 70 por ciento de su salario: aproximadamente unos 5,8 millones al mes” y “cada gol en su carrera sería tomado como un homenaje a las conquistas de la Revolución”, ironizó el poeta menor en varios tuits de su hilo.

Para hacer más graciosos y divertidos sus mensajes críticos, el tuitero, cuyo hilo se ha vuelto viral entre cibernautas de Cuba, acompañó cada una de las sentencias de imágenes que permiten imaginar lo distinto que sería Messi de ser una estrella deportiva cubana.

“En vez de ‘Visca Barça’ estaría coaccionado a gritar en el Camp Nou: El deporte, derecho del pueblo”; “en los viajes a Cuba su hijo mayor Thiago Messi no podría tomar leche, puesto que el 2 de noviembre pasado ya habría cumplido los siete años de edad” y tras las declaraciones del 2016 de abandonar su selección nacional, Messi “habría sido culpado de ‘traidor’ a la Patria y no hubiera podido entrar a Cuba en un periodo de 8 años”, agregó el autor del hilo, que concluyó diciendo que por cada récord de la estrella el Partido Comunista sacaría pecho diciendo que fue un logro colectivo.

Lo gracioso y certero de los tuits del poeta menor motivaron que el comunicólogo cubano José Raúl Gallego agregara al hilo otros hechos eventuales en caso de que Messi fuera cubano:

“Al terminar de jugar la Liga, la Copa del Rey, la UEFA y todo lo demás, tendría que jugar el Campeonato Nacional en terrenos en pésimas condiciones, arriesgándose a pescar una lesión al meter el pie en un hueco.

Aunque pasara la mayor parte del tiempo jugando en otro país, su familia no podría vivir con él en ese lugar.

Por la burocracia del Inder hubiese perdido un contrato con el Barcelona, otro con el Real Madrid, otro con el Bayern y terminaría jugando en un equipo de la segunda división del fútbol mexicano”, dijo Gallego.

Más allá de la imaginación de los cibernautas, válida para reír y criticar con certeza la realidad del deporte cubano, lo cierto es que Messi es argentino. De haber nacido en la isla a lo mejor ni futbolista fuera y lo último que se sabe de él, según empieza a trascender, es que se quedará en el club de su vida, el Barcelona, una temporada más para evitar ir a los juzgados por una recisión contractual polémica.