Penélope Cruz: "el acento cubano es el que más me ha costado"

La actriz española interpreta a Olga Salanueva, esposa de uno de los cinco espías cubanos, en su nueva película de Netflix la “Red Avispa” y tuvo que estudiar el acento cubano por un mes resultándole muy difícil
 

Reproduce este artículo

El desempeño de la actriz española Penélope Cruz ha sido bastante cuestionado tras el estreno en Netflix de la película sobre los cinco espías cubanos, “La red avispa”, donde actúa como Olga Salanueva, la esposa de René González, uno de los espías involucrados en dicha red de la década de los 90. 

Para ello, la nacida en Alcobendas, un municipio de Madrid, España, tuvo que hacer de tripas corazón para bloquear el fuerte acento del castellano hispano y en poco tiempo preparar el acento cubano, sin que sonara forzado o en tono burlesco, como suele sonar en muchas ocasiones, cuando se acentúan ciertas frases.

Le costó a Penélope el acento cubano en el filme, y ya lo decía ella misma, según el diario español ABC, “el cubano ha sido el acento que más le ha costado interpretar”. 

Pero no obstante, en algunos fragmentos del filme, cuando más se le exige, no lo hace mal. Quizás lo más plausible es que a la española no se la haya ido ni una “z” a lo largo de sus diálogos con el actor venezolano Edgar Ramírez, quien hace de René.

¿Cómo consiguió el acento? Para conseguirlo, según ABC, estuvo trabajando mano a mano con el cineasta cubano Pavel Giroud, nacido en La Habana. El rodaje de la película se realizó casi todo el tiempo en Cuba, a donde viajó el equipo de realización, junto a buena parte de los actores, incluida la española.

Penélope solo tuvo un mes para entrenar su acento y bloquear el castellano, y el intento quedó bastante cercano.

“Es un privilegio descubrir esas formas de vida. Me llena más ese proceso muchas veces que el propio rodaje”, contó la actriz sobre el proceso de aprendizaje del acento en Cuba.

“A principio de mi carrera, si me daban un papel de una colombiana o de una brasileña tenía que convencer al productor de que tenía que utilizar el acento de ese país, y me decían que daba igual, que eran todos lo mismo. Eso hoy es impensable”, señaló Penélope a la prensa el pasado Festival de Cine de San Sebastián.

Penélope concluía así que el idioma español estaba avanzando dentro de la filmografía occidental, “cada vez hay más oportunidades”, mientras otros actores, no cubanos, como Édgar Ramírez o Gael García Bernal, asentían, pues la “Red Avispa” era una prueba de ello, aunque en su conjunto, sea un mal filme.