Huracán Laura alcanza categoría cuatro antes de tocar tierra en EE. UU.
"Se ha convertido en un huracán extremadamente peligroso con marejada catastrófica, vientos extremos e inundaciones repentinas en la costa noroeste del Golfo (de México) esta noche", según el NHC.
Huracán Laura
 

El huracán Laura escaló rápidamente a categoría mayor al alcanzar la número cuatro este miércoles con vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora (140 millas por hora) antes de impactar en las costas de Texas y Luisiana esta noche, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE. UU.

A las 14:00 horas de este miércoles, el ojo de Laura fue localizado a 320 km al sur-sureste de Lake Charles (Luisiana), y a la misma distancia al sur-sureste de Port Arthur (Texas), según datos del NHC, que tiene su sede en Miami, Florida.

"Laura se ha convertido en un huracán de categoría cuatro extremadamente peligroso con marejada catastrófica, vientos extremos e inundaciones repentinas en la costa noroeste del Golfo (de México) esta noche", advirtió el observatorio.

"Queda poco tiempo para proteger la vida y las propiedades", añadió en su boletín.

Laura se está moviendo hacia el noroeste y a través del Golfo de México a 26 km/h. Un giro gradual hacia el norte-noroeste y el norte se espera en el transcurso de esta jornada.

En el gráfico o cono de pronóstico, Laura se acercará a la región texana de Upper y hacia la costa suroeste de Luisiana, por donde podría tocar tierra esta noche y se moverá luego tierra adentro.

Se prevé que el centro de Laura se traslade hacia el noroeste de Louisiana mañana jueves, a lo largo de Arkansas también el jueves por la noche, y sobre la mitad del valle de Mississippi el viernes.

Los informes de un avión cazahuracanes de la Fuerza Aérea estadounidense indican que los vientos máximos sostenidos han aumentado a cerca de 220 km/h con rachas más fuertes.

Laura es un huracán categoría cuatro en la escala de vientos de huracán Saffir-Simpson con "posibilidades" de un fortalecimiento adicional esta tarde, de acuerdo con el NHC.

Se prevé que este sistema siga siendo un huracán mayor hasta que toque tierra esta noche. Luego de esto, se espera un debilitamiento rápido, adelanta el observatorio.

Los expertos están comparando a Laura con Harvey, un huracán de categoría cuatro que causó inundaciones catastróficas y produjo daños por 125 000 millones de dólares en Texas y Luisiana por estas mismas fechas en 2017.

Se formó el 17 de agosto y no se disipó hasta el 2 de septiembre de 2017 y se calcula que causó un centenar de muertes directas e indirectas.

Laura es el primer "huracán mayor" (de categoría tres para arriba), en esta temporada ciclónica en el Atlántico que se ha pronosticado que va a ser muy activa, con hasta 25 tormentas con nombre, de las cuales un máximo de 11 pueden ser huracanes.

Hasta ahora se han formado 13 tormentas, de la cuales cuatro han sido huracanes: Hanna, Isaias, Marco y Laura.