Por fin qué premia #TheBest ¿Al mejor futbolista del mundo o el mejor desempeño del año?

 

La entrega de los Premios de la FIFA nos dejó sensaciones muy buenas como los galardones a Marcelo Bielsa o a Silvia Grecco, pero también causó incertidumbre en algunos de sus otorgamientos, sobre todo el XI Ideal del Año.

Pero el plato fuerte de la Gala es -como debe ser- la entrega del Premio The Best al Mejor Futbolista del Año, trofeo que se llevó a casa el fenómeno argentino del FC Barcelona Lionel Messi.

Yo personalmente creía (adivinaba) que la FIFA ortorgaría el premio a Virgil Van Dijk, pero como dije en el vídeo que te adjunto en esta publicación, no me desagrada que Messi terminara agenciándose la distinción.

Lo que pasa es que no acabo de entender qué intenta premiar la FIFA, si la actuación individual (ofensiva sobre todo) o el desempeño, la influencia y la consecución de los títulos durante una temporada.

Lionel Messi tiene los mejores números en los últimos 700 días en este planeta. Nadie, ni siquiera Cristiano Ronaldo, se acerca a las suma de goles y asistencias que ha contabilizado el argentino desde la temporada 2017/2018. Sin ir más lejos en la campaña pasada arrasó con los premios individuales a todos los niveles, Bota de Oro, Pichichi, MVP de LaLiga, Líder Goleador de la Champions, pero esos 52 goles y 22 asistencias en todas las competiciones, solo consiguieron -a nivel colectivo- ganar la Liga Nacional.

Entonces si la FIFA quiere premiar al mejor futbolista del mundo, sin dudas, ese es Lionel Messi (al menos por números).

 

 

Pero creo que si vas a premiar el equilibrio perfecto entre logros individuales y consecución de metas colectivas, entonces el The Best 2019 debió ser Virgil Van Dijk.

El defensor holandés del Liverpool tiene una influencia en el equipo de Klopp fuera de lo normal. Desde su seguridad -pocas veces vista antes- inspira y da confianza al resto del equipo para conseguir las victorias. Sus estadísticas defensivas son legendarias y hasta poseen un toque épico (el no ser regateado por toda una temporada, por ejemplo) y su aporte al desarrollo colectivo del buen jugar del Liverpool es innegable.

Fue galardonado como Jugador del Año en Inglaterra y elegido el Mejor Futbolista UEFA de 2019. Pero todo eso lo combinó con una gran actuación colectiva a todos los niveles. Con el Liverpool ganó la Champions League y fue sub-Campeón de la Premier. Con Holanda, contra todo pronóstico, arribó a la Gran Final de la Liga de Naciones después de liderar un difícil grupo clasificatorio y ganar en las semifinales a la favorita Inglaterra.

Creo que la FIFA tenía oportunidad de defender que el fútbol va más allá de estadísticas y decisiones promocionales, creo que la FIFA demostró, una vez más, que no deja bien claro qué parámetros valora con más interés a la hora de elegir al The Best año tras año.

Sin ir más lejos, en 2018, eligió a Luka Modric por su subcampeonato con Croacia y su título de Champions y puedo asegurar que individualmente (la pasada campaña) no tuvo mejor desempeño que Van Dijk esta temporada y muchísimo menos que Lionel Messi en el propio año.

Entonces FIFA, ¿qué quieres o pretendes premiar?