Pochettino tuvo que aclarar la situación de la pelea entre Mbappé y Neymar

Pochettino aseguró que ha hablado con ambos sobre el asunto y que ellos mismos lo comentaron entre sí y todo está bien
Mauricio Pochettino
 

Reproduce este artículo

El entrenador del París Saint-Germain (PSG), Mauricio Pochettino, restó importancia este lunes al roce del pasado sábado entre el brasileño Neymar y el francés Kylian Mbappé, que trató al primero de "pordiosero".

"Son chicos muy buenos. Entre los grandes futbolistas siempre pasan cosas, son competidores, quieren ganar, meter goles", dijo el técnico en la rueda de prensa previa al duelo de Liga de Campeones de mañana contra el Manchester City.

La televisión Canal+ emitió unas imágenes en las que, desde el banquillo, Mbappé se quejaba y aseguraba, en referencia a Neymar: "Ese pordiosero no me la pasa".

Pochettino aseguró que ha hablado con ambos sobre el asunto y que ellos mismos lo comentaron entre sí.

"El objetivo siempre es ganar, conseguir los objetivos, aunque haya pequeños roces que puedan crear una onda expansiva que haga ruido fuera del equipo, porque dentro no son nada", afirmó.

También se refirió al asunto el español Ander Herrera, que consideró que el incidente ha cobrado peso porque se trata de dos de las estrellas del equipo. "Si yo tengo un problema con Paredes nadie se da cuenta", bromeó.

"Desde que llegué al club, si puedes ver una relación especial es la de Kylian y Ney y no ha cambiado en absoluto. En los partidos todos queremos dar lo mejor, meter gol, dar la asistencia, es algo normal. Luego bromearon y se rieron", dijo el jugador.

"En este club todo se sobredimensiona. A veces leo noticias y digo 'esto no es así'. Además, todos sabemos que lo negativo vende más que lo positivo. A veces es gracioso, hay que aceptarlo", agregó.

Pochettino que tiene que lidiar con una presión bastante grande al tener que dirigir un vestuario plagado de estrellas, ya ha tomado difíciles decisiones que le han costado más de un problema, como el caso de la polémica sustitución a Messi en donde este terminó haciéndole un gesto de desprecio.

Por otra parte, el estratega argentino debe manejar la cantidad de minutos que tienen todos sus futbolistas para no generar malestar.

Algo que ya está ocurriendo, sobre todo en el puesto de la arquería, en donde Donnarumma quiere jugar más e incluso se ha planteado la posibilidad de dejar el club si la situación persiste.

Afortunadamente los resultados respaldan todas las decisiones de Pochettino, sin embargo, este martes tendrá la primera gran prueba de la temporada cuando reciba al Manchester City.