Lionel Messi tuvo un desplante con su entrenador luego de ser sustituido

Pochettino se acercó a Messi para darle la mano por su buen desempeño en el campo, pero este le hizo in desplante e hizo un gesto con sus hombros cuestionando la decisión técnica
Messi le hizo un feo gesto a su entrenador
 

Reproduce este artículo

Lionel Messi por fin pudo debutar junto a su afición. Y a pesar de que todo era sonrisas en el Parque de los Príncipes, el astro argentino tuvo su primer encontronazo con el entrenador luego de que este último decidiera sustituir a ‘Leo’ del compromiso.

El PSG salió con Neymar, Messi, Mbappé y Di María de arranque para enfrentar a uno de los mejores equipos de la Ligue 1, el Olympique de Lyon, pero, a pesar de todas las estrellas con las que salió el conjunto parisino, no pudo anotar goles en el primer tiempo. Incluso en la segundad mitad, el Lyon picó adelante en el marcador.

Messi quien mostró buena química y un par de jugadas de asociación con Mbappé y Neymar no pudo conseguir su tanto gracias a una destacada actuación del portero del Lyon, Anthony Lopes.

El empate del PSG llegó desde el punto de penal, luego de una falta sobre Neymar que él mismo se encargaría de convertir cuando el equipo parisino mostraba su mejor cara.

Pero la tensa situación entre Messi y su entrenador llegó al minuto 75, cuando Pochettino decidió reemplazar al 30 del PSG para meter en su lugar a Hakimi. Un cambio que no solo sorprendió al propio Messi, sino a todos los aficionados, ya que el argentino estaba siendo uno de los mejores jugadores del equipo hasta el momento.

Una vez fuera del terreno de juego, Pochettino se acercó a Messi para darle la mano por su buen desempeño en el campo, pero este le hizo un desplante al negarle el saludo, dejando su mano extendida y además hizo un gesto con sus hombros cuestionando la decisión técnica.

Es muy inusual ver un partido en donde Messi salga sustituido. Incluso el mismo jugador ha declarado públicamente y en varias ocasiones que no le gusta ser sustituido y que en caso de no estar al 100% prefiere no ser titular y solo ingresar si es necesario, caso que se vio en su debut con el PSG.

De esta manera Pochettino enfrentó por primera vez uno de los problemas que se manejaban antes de comenzar la temporada: saber gestionar un equipo de estrellas sin que los egos se impongan y se genere un ambiente de tensión en el vestuario.

Al final, y sin Messi en el campo, el PSG se pudo imponer 2-1 con un tanto agónico de Mauro Icardi en el último suspiro del compromiso, consiguiendo los 3 puntos y manteniendo su paso perfecto en la Ligue 1.

Image
Messi molesto en el PSG