4 luces rojas que siguen prendidas tras la derrota del Madrid

 

En la noche de este sábado el Real Madrid debutó en la International Champions Cup 2019 con derrota (3-1) frente al Bayern Munich en la ciudad norteamericana de Houston.

Zidane y Kovac, ambos sabiendo que ese partido era más que un amistoso, mandaron a la cancha a casi todo lo mejorcito desde el inicio, aunque luego en el segundo tiempo, los equipos variaron drásticamente.

Estoy consciente de que es muy temprano para juzgar o valorar a un equipo que apenas empieza la pre-temporada y se supone que se están ajustando los engranajes, pero anoche lo peor no fue la derrota, lo peor fue que se vieron prendidas las mismas luces rojas del año pasado.

A continuación les presento cada una de esas alarmas que continúan sonando, desde hace ya bastante tiempo, y que Zinedine Zidane tiene que resolver con prontitud para que este barco llegue a buen puerto esta temporada.

 

1ro. La posición de Eden Hazard

El crack belga debutó (con el número 50) en un esquema un tanto raro en el técnico francés. El belga jugó en su posición natural pero demasiado escorado y por momentos retrasado, obligado por el 4-4-1-1 que planteó de inicio Zizou. Hazard tiene que recibir al borde del área, tiene que estar lo más cerca posible de la portería rival para aprovechar su capacidad goleadora y su estilo combinativo. 

El 4-3-3 es su esquema favorito (y el de Zidane) y si fuera en un 4-2-3-1 tendría que jugar por detrás del delantero.

2do. Casemiro imprescindible

La ausencia de Casemiro en Houston demostró -una vez más- que es imprescindible en el once titular del Madrid. Su labor no tiene duplicado en la plantilla merengue. Las constantes subidas de Marcelo, y su acostumbrada demora en recular, sólo el mediocentro brasileño las cubre y resuelve. Si él no está, el Madrid luce inestable y frágil en defensa.

3ro. Karim Benzema tiene que afinar la puntería

Al francés se vio incapaz de convertir en gol las ocasiones que le llegaron. El Madrid necesita llevar al marcador sus ocasiones claras y no hacerlo puede traer problemas graves. Si Benzema no convierte, a Zidane no debería temblarle el pulso para apostar por una dupla Jovic-Benzema o sencillamente darle la oportunidad al serbio de liderar el ataque.

4to. Otra vez la defensa muy floja

Todos los defensivos, sin excepción, lucieron bastante opacos. Courtois sigue inseguro, Ramos de vacaciones, Varane en el Mundial y los laterales con las espaldas cogidas casi siempre. El Madrid tiene que mejorar en defensa. Es un aspecto que viene preocupando desde el año pasado. En los 3 goles del Bayern se vieron marcas fallidas, coberturas incompletas e indecisiones repetidas. Quizás este punto tiene algo que ver con el 2do pero no es justificativo de tanta distracción delante de su propia portería.

En fin, repito, es muy pronto, apenas está empezando todo, pero estas luces prendidas son viejas, son reincidentes. Zinedine Zidane tiene pocas opciones de fallar tras la pobre temporada pasada del Real Madrid y para no caer en el intento tiene que apagar todas las alarmas lo antes posible.

Por lo pronto, el Arsenal (23J) y el Atlético (26J) de Madrid les esperan en la #ICC2019… veremos.