Víctor Víctor Mesa a Triple A de los Marlins de Miami

“Un paso más cerca, Triple A”, escribió el hermano menor de los Mesa en una foto junto al ascendido de la familia
Víctor Víctor Mesa
 

Reproduce este artículo

Víctor Víctor Mesa, el hijo mayor del legendario pelotero Víctor Mesa, fue ascendido al equipo de Triple A de los Marlins de Miami, los Jacksonville Jumbo Shrimp. Fue su hermano, Víctor Mesa Jr., uno de los primeros en anunciarlo en las redes sociales.

“Un paso más cerca, Triple A”, escribió el menor de los Mesa en una foto junto al ascendido de la familia. Cómo se sabe, ambos jóvenes juegan en las filiales de los “peces” de la ciudad floridana.

Hasta el momento, jugando con el Pensacola Blue Wahoos de Doble A, el cubano promediaba una línea ofensiva de 228 AVE, .295 OBP y .294 SLG. Aunque en el mes de julio mejoró mucho y llevaba excelentes números que llamaron la atención: 315/.353/.425. Esperemos que el benjamín del polémico ex mentor de Industriales, aproveche esta oportunidad, ahora que le va quedando poco.

A inicios de mayo, Víctor Víctor, fue calificado como “mayúsculo fracaso” y “malo” por la prensa miamense. El ex jardinero de los Cocodrilos de Matanzas en Cuba pasaba por su peor temporada en las Menores de los Marlins.

Según un comentario del Diario de las Américas, de Miami, los directivos de los “peces” de Miami se “estrellaron” cuando firmaron por una millonada a un pelotero que muchos “vendieron” como de “cinco herramientas”, pero que no lo había demostrado en varios años en las Menores.

El diario señaló que al hijo mayor de Mesa ese traje “terminó por quedarle demasiado grande” y en el arranque de esta temporada beisbolera, estaba haciendo números para disputarse el puesto al peor pelotero de todas las Menores.

Señalaban también que era tiempo de que los Marlins se plantearan que Víctor Víctor nunca subiría a las Grandes Ligas, y que le convendría buscar oportunidades en ligas invernales o latinas. Incluso sugerían que volviera a la Serie Nacional, que estaría más cerca de su calidad.

“En lugar de mejorar, retrocede. Poco a poco va perdiendo, si es que le queda alguna, las herramientas. Quién sabe si pueda reactivar su carrera en alguna liga invernal o independiente, quizás se repatrie y juegue en la Serie Nacional o en España o Italia, donde existe béisbol más acorde a su nivel”, aseguraron en el Diario de las Américas.

Pocos meses después, el hijo mayor de Mesa ha ido levantando su nivel de juego y actualmente hizo los números necesarios para ser llamado a Triple A, un movimiento habitual por estas fechas en la pelota americana.