Se fuga el mejor arquero cubano de delegación en México

El deportista de 34 años, oro panamericano en Río 2007, abandonó una base de entrenamiento en México rumbo a frontera americana
arquero cubano Adrián Puentes
 

Reproduce este artículo

Adrián Puentes, el mejor arquero cubano, abandonó su delegación en México, informó en sus redes sociales el periodista deportivo Francys Romero.

“El arquero cubano Adrián Puentes abandonó la delegación que se encontraba realizando una base de entrenamiento en México durante las últimas horas. Entre sus títulos sobresale el oro panamericano en 2007”, señaló Romero.

Según las estadísticas de Romero, este sería el deportista número 39 que abandona delegaciones o contratos durante 2022, contando a los dos beisbolistas deportados a Cuba desde México luego de su fallido intento de fuga en junio pasado .

“Días atrás se había clasificado a los Juegos Centroamericanos de 2023. Con Puentes, ya suman 10 deportes, entre todos los atletas que han abandonado en lo que va de año: (Kayak, Lucha, Boxeo, Kárate, Atletismo, Baloncesto, Futbol Sala, Voleibol, Bádminton, Tiro con Arco)”, concluyó.

En julio de este año, Puentes fue entrevistado por el diario local espirituano Escambray para conversar sobre la actuación de los arqueros cubanos en el pasado Mundial de esta disciplina. Allí el cubano de 34 años y oriundo de Sancti Spíritus se situó entre los 64 primeros en el arco recurvo individual. En esa lid Cuba terminó novena por equipos.

“La competencia tuvo un gran nivel, pues aquí están presentes los mejores arqueros del mundo. Faltaron muy pocos países de nivel. Los objetivos pre-competitivos eran tratar de lucir lo mejor posible en el equipo, creo que el objetivo se cumplió. Lo hicimos bastante bien y el team se engranó bastante bien, a pesar de ser un equipo que tiene un integrante nuevo”, señaló Puentes en esa ocasión.

También agregó que esa competición del verano les había servido como preparación para el clasificatorio al Centroamericano y, precisamente, hace pocos días Puentes había conseguido el boleto a los juegos de San Salvador del próximo año. Le esperaba otro clasificatorio en noviembre en Chile, pero el estelar deportista no esperó más y se encaminó rumbo a la frontera sur de Estados Unidos.