Reaparece Yoelkis Céspedes entrenando con Yoenis en Bahamas
La fuga de Yoelkis, quien jugó para Granma en la Serie Nacional de Cuba de 2015-17,  no causó sorpresas en las oficinas de la Federación Cubana
Reaparece Yoelkis Céspedes entrenando con Yoenis en Bahamas
 

Reproduce este artículo

Ocho meses después de su fuga de la selección nacional, se anuncia que Yoelkis Céspedes ha estado entrenando desde entonces  de cuatro a seis horas al día, principalmente en las Bahamas con su hermanastro mayor Yoenis, el jardinero de los Mets, y su entrenador Chris Wray.

Según el sitio MLB.com, el prospecto cubano de 22 años se encuentra en las etapas de planificación de exhibiciones el próximo mes en Florida y Arizona. 

Las fechas exactas no se han determinado porque Yoelkis no ha sido declarado agente libre y no es elegible para firmar con equipos en Major League Baseball (MLB). 

El próximo mes marcará la primera vez que los exploradores tendrán la oportunidad de verlo entrenar desde que desertó el verano pasado.De acuerdo a la información filtrada, el jardinero de 5 pies 9 pulgadas una vez pesó alrededor de 185 libras, pero ahora tiene 205.
 
El destino de  Yoelkis tras su fuga fue muy resguardado por su entorno familiar aunque todos los caminos conducían a que sería cobijado, y encaminado en el negocio de la Gran Carpa, por su hermano mayor, ya establecido desde 2012, meses después de escapar de la Isla junto a su madre en una operación de tráfico de personas. Firmó con el Oakland entonces.

Yoenis Céspedes, dos veces Todos Estrellas de la MLB,  comenzó a visitar Cuba en octubre de 2018 tras su huída.

Su hermanastro menor Yoelkis Céspedes abandonó la delegación que competía en la Liga Can-Am  mientras  se encontraba en Dayton, Ohio a fines de junio de 2019. Era uno de los talentos más monitoreado por los "scouts”. Estuvo en el Clásico Mundial, y en la Serie del Caribe, en 2017.

Era  también uno de los jugadores que estaban en la lista entregada por la Federación Cubana a la MLB para iniciar una novedosa participación de jugadores cubanos en las Mayores sin necesidad de desertar, pero el acuerdo fue cancelado por la Administración Trump al considerar a la federación cubana una entidad gubernamental.
 
La fuga de Yoelkis, quien jugó para Granma en la Serie Nacional de Cuba de 2015-17,  no causó sorpresas en las oficinas de la Federación Cubana.
 
Las autoridades cubanas responsabilizan completamente  a Trump de las deserciones. Ya han dejado de acusar a las Grandes Ligas del  “robo de talentos” y el discurso oficial y la prensa estatal ha dejado de llamar “traidores” a los peloteros. La MLB  ha dejado de ser un “enemigo” para La Habana pues el gobierno comunista espera recuperar el convenio y el negocio cuando otro inquilino se instale en la Casa Blanca.

Expertos estiman en perspectiva la  importante fuente de ingresos para la Isla procedente de la danza de millones que se orquesta alrededor de los jugadores cubanos en la pelota rentada.

“Es demasiado pronto para saber si firmará durante el período de firma internacional actual o esperará hasta el próximo período de firma internacional que comienza el 2 de julio. Se cree que firmará con el equipo que le da la mejor oportunidad de llegar a las grandes ligas rápidamente.” dice MLB.com

Según fuentes cercanas a los hermanos, Yoenis, quien en la práctica de bateo en vivo el lunes se negó a hablar con los periodistas,  se ha centrado en recuperarse y preparar a su hermano menor para las próximas pruebas frente a los scouts. 

Cuando Yoelkis con la ayuda de su hermano sea  contratado por algún club de la Gran Carpa, los Céspedes se convertirían en la octava pareja de hermanos cubanos que han pisado un terreno en las Grandes Ligas.

Ocho meses después de su último viaje a Estados Unidos, una selección nacional de béisbol de Cuba volverá a Norteamérica esta vez para competir en el Preolímpico de las Américas en Arizona a fines de marzo.