Randy Arozarena: el novato de los Rays que hace historia
El Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana se ha ganado el corazón de los aficionados a base de cuadrangulares
Randy Arozarena logra su cuadrangular número 7. Reuters
 

Reproduce este artículo

Randy Arozarena González es el hombre del momento. Este cubano, natal de la localidad de Arroyos de Mantua en la provincia de Pinar del Río, es el primer pelotero de campo novato en ganar la nominación como Jugador Más Valioso de una Serie de Campeonato en la historia de las Grandes Ligas.  

Los Tampa Bay Rays le deben estar agradecidos al jardinero por el súper espectáculo que ha ofrecido durante la postemporada. En el Juego 7 ante Astros. Arozarena consiguió su cuadrangular número siete, ubicándose así en el libro de los récords de la MLB.

“Con el vuelacercas ante Lance McCullers, el jardinero cubano se posicionó como el novato con más jonrones en la historia de la Grandes Ligas. Fue en la primera baja que respondió a una recta 97mph para adelantar a su equipo en el duelo definitivo”, detalló el sitio web de Marca.

 

Entre los números más sorprendentes del cubano se incluyen: “En los playoffs, lidera con 21 hits, 14 carreras y 11 extrabases y 47 totales, quedándose en el segundo lugar de todos los tiempos en hits producidos solo por detrás de Derek Jeter con los Yankees, teniendo 22”.

Sus vuelacercas lo colocan además, cerca de grandes nombres, pues solo Nelson Cruz (2011), Carlos Beltrán (2004) y Barry Bonds (2002) tiene más en una sola postemporada con ocho, precisó Marca en su reporte.

El periodista cubano independiente Francys Romero, especializados en temas de bésibol, publicó en Facebook:

“El 30 de agosto Randy Arozarena estaba en el sitio alternativo de Tampa sin una esperanza cierta. 40 días después ha roto más de 10 récords en postseason y se convertirá en el 1er MVP cubano de una ALCS desde Orlando Hernández en 1999. ¡Qué nadie nunca te diga que no puedes!”

Según un reporte de Milenio, “en 19 juegos bateó .300, conectó un cuadrangular y se robó dos almohadillas, y con ello llamó la atención del mejor equipo enfocado en encontrar talento sin renombre: los Tampa Bay Rays, que ofrecieron a St. Louis a su mejor prospecto de pitcheo, Matthew Liberatore, a otro ligaminorista y una selección de draft por Randy y El Cafecito Martínez (quien ya fue cambiado una vez más).

El llamado Cohete Cubano “sólo tenía 20 años de edad cuando se subió a un bote y puso en peligro su vida en un viaje de 8 horas para recorrer los alrededor de 270 Km que lo separaban de Isla Mujeres, el lugar donde sabía que podía encontrar el destino que merecía”.

“Ese es Randy Arozarena, un atleta que, como se ha visto en videos recientes, sabe bailar y divertirse (“La vida es muy corta, hay que disfrutar los buenos momentos”, dice) o domina como futbolista una pelota de béisbol”, publicó Milenio sobre el joven pelotero cubano.