Primera medalla para Cuba en los Juegos Olímpicos de Tokio

Se esperaba más que medalla de bronce del taekwondoca de Santiago de Cuba
Rafael Alba
 

Reproduce este artículo

El bicampeón mundial de taekwondo, el santiaguero Rafael Yunier Alba Castillo le dio a la delegación cubana en Tokio su primera medalla de estos Juegos Olímpicos, tras conseguir bronce en su duelo con el chino Sun Hongyi.

Alba había caído en su primer combate y varios parciales lo calificaron como “decepcionante” aunque luego se recuperara y le regalara a la isla su primera medalla en la capital nipona. El santiaguero consiguió la presea, una de las dos de bronce que se entregan en este deporte, al derrotar al chino por 5-4 en un combate que transcurrió bastante pegado todo el tiempo.

Alba llegó al bronce tras vencer 8-2 al marfileño Seydou Gbane en pelea de la ronda de repechaje. El doble campeón mundial en Puebla 2013 y Manchester 2015, mejoró el trabajo con sus puños y exhibió una buena defensa para obtener la posibilidad de colocarse en el podio de la división de más de 80 kilogramos.

“No esperaba un resultado así. Combatí contra él en el pasado, me fue muy bien y ahora demostró que ha evolucionado mucho", comentó sobre su segunda presentación en lides olímpicas, tras el noveno lugar en Río de Janeiro 2016. "Lamentablemente no me salieron las cosas. Ya en el final de la pelea intenté ser más agresivo, porque da lo mismo perder por uno que por más”, declaró tras la derrota inicial.

Con ello, la isla consigue así una medalla en esta disciplina, para mantener la tradición victorias en taekwondo, como había hecho en las ediciones de Sídney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012.

Esta es la primera presea de la delegación cubana a la cita multideportiva de Tokio 2020. Cuba aspira a ubicarse entre en los 20 primeros países del medallero general. Tras el bronce de Alba, Cuba ocupa  el lugar 51 de la tabla.