Cubano Odrisamer Despaigne se proclamó campeón en béisbol coreano

El ex lanzador de Industriales lideró la rotación de los KT Wiz, actuales campeones del béisbol coreano
Pelota en Corea
 

Reproduce este artículo

El lanzador cubano Odrisamer Despaigne se proclamó campeón, liderando la rotación del equipo KT Wiz, en el béisbol profesional de Corea. El ex de Industriales ganó además el tercer juego de la final de ese país asiático.

“El cubano Odrisamer Despaigne se proclamó campeón en KBO liderando la rotación de los KT Wiz con una magnífica temporada de 13 victorias y 188.2 innings. Además, ganó el Juego 3 de la Korean Series”, escribía en su Twitter el especialista Francys Romero.

Romero ponía en contexto el éxito del capitalino y reseñaba que “la joven franquicia de Suwon comenzó en 2015 en KBO y con Despaigne como as de rotación registraron sus dos primeras temporadas asistiendo a playoffs y con récord ganador. Mérito también a los cubanos José Miguel Fernández y Ariel Miranda por llegar a la final con Doosan Bears”.

El propio atleta festejaba su logro en redes sociales con una foto de la celebración del título junto a su equipo y la frase de: “Campeones”. Se supo que por su actuación en el tercer choque donde venció a su compatriota Ariel Miranda desde el box también ganó un premio en metálico.

“Ese premio se lo dan al jugador más destacado del partido. Es un cheque de 1 millón de won coreanos, equivalente a unos 1000 dólares”, declaró Odrisamer en exclusiva para la web, Swing Completo.

Despaigne señaló que “llevaba más de 15 días sin lanzar. Fue bastante descanso, pero yo estaba preparado mentalmente que tenía que hacerlo lo mejor posible y bueno, salieron los resultados”.

“Este juego puso al equipo en una posición inmejorable para lograr el campeonato. Estamos jugando muy bien, es difícil que Doosan pueda levantarnos un 3-0”, dijo tras conseguir ese partido.

El habanero también reconoció la labor de sus compatriotas en la final coreana: “«En ese juego estábamos tres cubanos en acción en la Serie Final de Corea. Fue un día histórico que demuestra la calidad del béisbol cubano”.