“No creo que pueda hablar”, dijo pelotero cubano deportado

Un medio mexicano se puso en contacto con el pelotero deportado a través de Facebook. Esto fue lo que dijo.
Avalos
 

Reproduce este artículo

El pitcher avileño Yosvany Ávalos, uno de los dos peloteros deportados de México a Cuba en días recientes tras un intento de fuga a Estados Unidos, tuvo un intercambio con uno de los medios mexicanos que le ha dado seguimiento a la noticia en el país azteca.

Según el diario Excélsior, “esto dijo uno de los dos beisbolistas cubanos que, después de haber dejado el hotel de concentración en Aguascalientes, fue localizado y entregado por la policía estatal a las autoridades de Cuba”.

En un reporte en video, de poco más de un minuto, el medio explica que se pusieron en contacto con Ávalos a través de su perfil de Facebook. Aunque no están seguros de que fuera el lanzador quien contestara. No obstante, se muestran capturas de pantalla del corto intercambio.

“No sabemos si él fue quien nos contestó o alguien más, pero obtuvimos respuesta desde su Facebook. Lo que nos dijo es que no quiere hablar sobre el tema. Que eso ya pasó, que hablando no se va a resolver nada. Terminó el mensaje diciendo que todo está bien por allá. Si él contestó pues querrá decir que no está en la cárcel”, señala el periodista mexicano Ciro Gómez Leyva.

En el intercambio de mensajes a través de “Messenger”, el lanzador cubano saluda a la contraparte y pregunta para qué lo requieren. Cuando el medio le dice que estaban dándole seguimiento al tema, el pelotero los frena con esta frase: “No creo que pueda hablar sobre eso. Ya pasó”.

El avileño añade que con la conversación no resolverían nada y que estuvieran tranquilos, que por Cuba todo estaba bien, “gracias a Dios”. El pasado 18 de junio, Ávalos fue detenido por la policía estatal mexicana, junto a su colega de equipo, Alfredo Fadraga.

Los peloteros fueron deportados a la isla, antes del término de la competición para el equipo cubano, que concluyó con la medalla de plata en el Panamericano Sub-23 desarrollado en Aguascalientes.