Lisandra Ordaz, nueva campeona del ajedrez cubano

La pinareña Lisandra Ordaz se convirtió este domingo en la nueva campeona del ajedrez cubano con una actuación sin derrotas y saldo final de ocho puntos en las 11 rondas vividas en la ciudad de Holguín, según reporta el diario deportivo Jit.

Seis años después de jugar por última vez en estos certámenes, la única cubana con título de MI entre hombres disfruta ahora con una corona que algunos piensan debió llegarle antes.

Ordaz pactó tablas en la despedida con la santiaguera Maritza Arribas en 20 jugadas de una apertura Española y debió esperar a las cuentas de desempate para saberse ganadora, pues la capitalina Yuleisy Hernández alcanzó similar acumulado de ocho unidades luego de imponerse a la matancera Karen Gutiérrez.

La diferencia en el Sonnebor-Berger-Tie-Break variable aplicado benefició a Ordaz 40,5 por 38,5 y fueron escoltadas en el podio por la santiaguera Yaniela Forgas que completó 7,5 rayas tras la igualdad del adiós ante la holguinera Lisandra Llaudy.

"Realmente estoy muy contenta, me preparé para enfrentar este torneo que es siempre difícil y creo que el regresar luego de tantos años sin jugarlo me dio ánimos», dijo a Jit la nueva compeaona que recién cumplió los 31 años de edad.

"Sobre todo estuve muy tranquila y logré ventajas en las aperturas con líneas que había preparado especialmente para el torneo", añadió la también dueña del mejor ELO de la Isla entre las mujeres: 2371 puntos.

Interrogada sobre la mejor de sus partidas en el evento no pudo decidirse por una en particular y consideró que salió siempre bien de la fase de las aperturas, pero le faltó “cálculo” de variantes en los medios juegos y actuar más precisa en los apuros de tiempo.

La otra sensación del torneo la aportó la quinceañera camagüeyana Ineymig Hernández, dueña de un cuarto lugar en su primera vez en una final de Cuba y con el añadido de conseguir norma de MI.

Ineymig selló su excelente desempeño con victoria sobre la veterana santiaguera Zirka Frómeta para completar 6,5 rayas, en una actuación que aseguró le tomó por sorpresa.

"Me había preparado, pero de verdad no pensé jugar tan bien entre las mejores maestras de Cuba", dijo la muchacha que una semana antes había dominado la fase semifinal en la propia capital holguinera.

En la jornada dominical se firmaron otras dos tablas, la santiaguera reina del 2019 Oleiny Linares ante la pinareña Yerisbel Miranda y la cienfueguera Legna García con la villaclareña Roxángel Obregón.

El ordenamiento se completó del quinto lugar en adelante de la siguiente manera: Yerisbel y Llaudy (6 puntos), Maritza y Oleiny (5,5), Karen (4), Roxángel (3,5), Zirka (3) y Legna (2,5).

La justa volvió a evidenciar la combatividad siempre existente entra las jugadoras nacionales, muy pocas igualdades se firmaron antes de la jugada 20 y en cada jornada fueron dos como mínimo las victorias.

Tags