Cuba, segunda en Panamericano de Judo

Las medallas de oro de los matanceros Iván Silva y Andy Granda los ubicaron en el segundo puesto de la tabla de posiciones
Cuba judocas
 

Reproduce este artículo

La delegación de judo de Cuba terminó segunda en el Campeonato Panamericano y de Oceanía de Judo con sede en Lima, Perú, tras dos títulos continentales de los atletas matanceros Iván Silva y Andy Granda.

Las medallas de oro de Silva, en los 90 kilogramos, y Granda, en más de 100 kilos, les valieron el segundo puesto del torneo a los cubanos, solamente antecedidos por los judocas de Brasil, la gran potencia del área latinoamericana.

Silva ganó tres de sus cuatro combates y lució la medalla dorada luego de vencer al brasileño Marcelo Gomes. Mientras, en más de 100 kilos, Andy Granda derrotó por descalificación a Rafael Silva, también de Brasil.

“En el torneo, pese a la molestia en el tobillo, pude ir resolviendo los pleitos poco a poco, sin forzar mucho esa pierna izquierda, pues la preparación continúa y no se debe arrastrar una lesión que pueda reaparecer en el Mundial o en el resto de los torneos del World Tour que restan en la temporada", declaró Silva a la prensa oficialista tras su triunfo en Lima.

Con su título panamericano, Silva suma 700 puntos a la próxima actualización del ranking mundial, en el cual aparece actualmente en el séptimo lugar, con 2880 puntos. Granda, el otro matancero ganador, deberá subir del puesto 17 en el que se encuentra tras la suma de los puntos ganados en el Panamericano.

Otros dos cubanos participaron en la lid: Liester Cardona, en los 100 kilogramos, que perdió la medalla de bronce ante el australiano Kayhan Ozcicek-Tagaki, y Maidelines Goguet en 70 kilos femeninos, quien cedió ante la neozelandesa Moira de Villers, para terminar en el quinto puesto.

En la jornada inicial Cuba celebró los subtítulos de Danny Porte, en 60 kg, y Arnaes Odelín (57), además de los bronces de Magdiel Estrada (73), y la novel Yusmari Reyes (63). Finalmente, Cuba quedó como segunda, con trilogía de 2-2-2, antecedida por Brasil (7-5-3). La delegación norteamericana resultó tercera.