Cuba termina quinta en Panamericanos Juveniles de Cali

Las medallas alcanzadas refieren eficiencia competitiva, pero la diferencia con otros países augura que un eventual regreso a la cima del deporte no está cercano en el tiempo
Arturo Silot obtuvo oro en la lucha libre. Foto: Roberto Morejón/Granma
 

Reproduce este artículo

La delegación cubana que participó en los I Juegos Panamericanos Junior de Cali acabó quinta en el medallero al término de la competición, con foja de 70 preseas repartidas en 29 oros, 19 platas y 22 bronces. 

Brasil, con 59 metales dorados y 164 medallas en total, quedó en primer lugar del certamen, seguido por Colombia, Estados Unidos y México, en ese orden.

Cuba registró sus mejores actuaciones en la lucha, el atletismo y el boxeo. En la primera de estas disciplinas los gladiadores de la isla obtuvieron 10 títulos: siete los varones y tres las mujeres, mientras que en la segunda hubo seis títulos femeninos y tres masculinos, y en el boxeo se coronaron cuatro pugilistas.

Los últimos oros de la delegación cubana fueron conquistados en la jornada sabatina. En los 97 kilogramos de la lucha libre Arturo Silot venció al representante de Estados Unidos, Peter Casale, y Silinda Morales y Melany Matheus lograron hacer dúo de oro y plata en el lanzamiento de disco.

A nivel individual, entre lo más reseñable al término del evento continúan estando las tres medallas, dos de oro y un bronce, de Anisley García en el clavado, las cuales anticipan una carrera potencialmente sólida y de éxitos.

Cuba participó en 26 de los 39 deportes convocados en los I Juegos Panamericanos Junior de Cali, pero sólo tuvo presencia en 121 de las 311 pruebas realizadas. 

Las medallas alcanzadas refieren eficiencia competitiva, pero el lugar final en el medallero augura que un eventual regreso a las posiciones cimeras del deporte en la región no está cercano en el tiempo.